Extafadas

Cuatro mujeres desconocidas y totalmente diferentes entre sí, coinciden en la sala de espera de un juzgado al que han sido convocadas para declarar. Pronto descubrirán que todas han sido estafadas por el mismo hombre y lo que es aún peor, que a todas les han roto el corazón… y las bragas. Un argumento que bien podría estar inspirado en el reciente caso de Albert Cavallé.

A lo largo de la historia las protagonistas pasarán de ser unas completas desconocidas a averiguar secretos de las demás y de ellas mismas, llegando incluso a formar alianzas entre sí, para urdir un plan de acción que les procure una venganza y les permita, en el mejor de los casos, recuperar su dinero.

Sin embargo, no todos esos nuevos pactos llegan a buen puerto, y traen sorpresas, porque ellas no son lo que aparentan a simple vista y todas ocultan algo.

SOBRE EXTAFADAS

En Extafadas, nos encontramos con cuatro perspectivas diferentes a la hora de enfrentar una situación que, a priori, parece idéntica. Las cuatro comparten un punto de partida: a todas las ha estafado el mismo hombre, quien, además, ha logrado que se enamoren de él y que hagan lo que él quiere… Las cuatro muestran una imagen de ellas mismas y ofrecen determinadas explicaciones que, quizá, escondan las verdaderas intenciones de cada una.

Mediante diálogos ágiles, elementos de vodevil y de comedia de situación, las cuatro protagonistas comprenden que la única manera de sacar partido de la peculiar circunstancia que las une y enfrentarse a ella es hablar. Así es como vamos conociendo a cada una: a qué se dedican, cómo conoce cada una al estafador, cómo se enamora cada una de él, cuánto dinero le ha sacado a cada una… y hasta qué sienten ellas ahora por él, a pesar de haber sido estafadas, abandonadas y humilladas.

Si no temiera ser asesinada por hacer spoiler y si la escasa tirando a nula visibilidad de mi butaca hubiera permitido que viera la obra completa, les contaría más.

En resumen:

*Lo mejor: Marian Zapico. Sí. Marian Zapico y su personaje. No se puede hacer mejor. En serio: Marian Zapico. Marian Zapico. En su rol de pija, se sale. Hizo reír a carcajadas y, algo que yo aún no había visto en varios años en ningún teatro: que el público entero interrumpa la obra, no una sino dos veces, para aplaudirle. Cierto que el texto es muy bueno, los gags son maravillosos, pero ella, Marian Zapico, no lo puede hacer mejor. La gente se reía a carcajadas de verdad.

*Lo peor: no se profundiza del todo en las distintas historias sentimentales, pasan como de puntillas también sobre los conflictos. Y, en determinados momentos, cierta sobreactuación.

Reparto: María Cantuel, Alba García, Cecilia Gessa, que es la novia de Carlos Bardem y la ex actriz porno Celia Blanco -que también produce, detalle que quizá explica su participación- y Marian Zapico.

Dramaturgia: Pedro Pablo Picazo.
Dirección y Diseño de espacio sonoro y lumínico: Miguel Ángel Cárcano.

La comedia Extafadas se representa en el Teatro Lara de Madrid los martes a las 20:15h hasta el 4 de diciembre.