Violación

[…] <<Hoy el padre Joshua ha vuelto a visitarme. Me ha ungido y ha rociado mi habitación con agua bendita. Le he contado lo que había pasado, todo, de principio a fin, sin ahorrarme nada. Quería que oyese todos los detalles escabrosos, y ver si su fe podía soportarlo. Ha rezado por mí, ha rezado por […]