Sin educación

Dicen que rectificar es de sabios. También de oportunistas. Se me ocurren pocos sectores tan codiciosos e interesados por el vil metal como el del porno. Si ya me fascinó el vídeo del Barnasex de 2016, el de éste, me deja sin palabras. Me encanta. En esta edición le dan la vuelta a la crítica que apunta al sector de la pornografía como responsable directo y culpable del repunte de los delitos sexuales cometidos por hombres adolescentes y jóvenes adultos. La realidad y las noticias de prensa muestran que estos los jóvenes no saben relacionarse emocional o sentimentalmente porque su único referente son las películas X: prácticas sexuales denigrantes, violentas, machistas, peligrosas y hasta ridículas pero, claro, los jóvenes no disponen de otro modelo, por culpa de que España tiene un plan educativo mojigato, basado en la doble moral de políticos hipócritas, corruptos e ineptos que han eliminado de los programas escolares la educación sexual, impidiendo así su formación integral, entendida con realismo, sentido común y sensibilidad. El sexo, para ellos, es ese nauseabundo mete saca, acrobático, tedioso incluso, desprovisto de sentimientos, muy machista y repugnante… Y no, no se trata de que yo sea una integrista de la castidad.

Así que, en vez de quedarse a esperar que alguna organización les plante una demanda que termine de hundirles, ellos se adelantan, como hacen siempre (fueron los más innovadores desarrollando contenidos encriptados, incluyendo en sus webs pasarelas de pago cuando no se sabía lo que era eso del pago online de bienes y servicios, etc.), ruedan un clip que me sorprende (guión, realización, etc) y lo lanzan para que juegue a su favor, haciendo como que no va con ellos y desentendiéndose de la situación de malestar social respecto de la perniciosa influencia que el porno tiene en la juventud.

Los del porno se “reinventan”, en el doble sentido de innovar y de inventar abiertamente. Este año, el salón Erótico de Barcelona, conocido de toda la vida como “Barnasex” o como “festival porno de Barcelona”, se autodefine como evento sexo-afectivo. Ya me dirán ustedes dónde está lo afectivo de presenciar felaciones a extraños, hacer cola para participar de un gang bang con extraños, de pagar una entrada para que la “actriz” porno suba al escenario y un extraño pueda magrearla… A mí me llama mucho la atención que utilicen de pronto palabras como “ética” o que ahora resulta que no promueven las actitudes denigrantes… No doy crédito, amigas.

 

Pero insisto: enhorabuena por el vídeo.
La cita es del 4 al 8 de octubre.

El Salón Erótico de Barcelona (SEB) es el evento de referencia mundial sobre sexo y erotismo. Un evento donde entendemos el sexo como algo positivo y en el que luchamos contra cualquier tipo de discriminación por cuestiones relacionadas con la sexualidad de las personas.

El SEB entiende y promueve la industria alrededor del ocio para adultos, como una industria ética que respete todas las sensibilidades y géneros sexuales, y que no promueva actitudes sexuales denigrantes hacia cualquier tipo de persona o género.

El certamen propone decenas de actividades diferentes para que puedas elegir las que más te gusten y pases horas de diversión. Un evento donde se combina una oferta lúdica, cultural, informativa, formativa y comercial. Una oportunidad única de vivir la fiesta del erotismo en una ciudad, Barcelona, que siempre ha sido pionera en la lucha por un sexo libre y responsable.

Además, el Salón Erótico de Barcelona te ofrece la posibilidad de ver en directo y conocer a los mejores profesionales del sector del sexo en nuestro país e internacionales, así como disponer de la oferta de las más importantes empresas del sector.

El Salón Erótico de Barcelona también es un punto de encuentro de los profesionales del erotismo en España.