Diario de un cuerpo

Prepárense, amigas -referido a personas, ¿recuerdan que en mi blog no utilizo esa chorrada de duplicar les palabres per géneres para ser políticamente absurda y evitar así unas ofensas irreparables a les subnormales?- porque he descubierto un libro* del que no voy a dar en plantar aquí auténticos tesoros, tesoras y tesores. Muy removida aún […]