Ser madre (o padre) en el s.XXI

-Y bien -sonrió Eve nerviosa, visualizando su propio cuerpo, la palidez de su piel y el sudor que se le acumulaba bajo las axilas-, ¿puedo hacer algo por ti? Becca volvió a lanzarle su mirada glacial, para dejarle claro queda había cubierto su cuota de preguntas idiotas del día. -¿Está en casa? -Lo siento, cariño -dijo Eve, señalando […]