Risky business

Me consultaba hace poco una aminemiga cómo podía preguntarle al nuevo que se está tirando con cuántas se ha acostado, con el fin de determinar el grado de riesgo de contagio de alguna ETS/ITS o sida o hepatitis o herpes. Quería que le diera ideas acerca de cómo sacar el tema y manejar la conversación […]

No eres tú... ¡es él!

Voy a matarles con un spolier: responde al prototipo de inseguro que te menosprecia. Y ahora se lo desgloso, porque es de libro. Interior noche o exterior día, da igual. Y tampoco importa si estan ustedes cenando, tomando copas o esperando para sacar fotocopias: si un hombre se burla de ti diciendo cosas como “¿Y […]

Chica busca chico

Me encantan los índices, especialmente si ando con prisa o con la pereza subida, y este libro tiene uno. Me quedo paralizada, dudando entre lanzarme sobre: “¿Qué les pasa a los hombres?", su epígrafe: “¿Por qué nos temen?” y el capítulo: “Conoce a tu rival”, qué fuerte lo de plantear la relación entre mujeres empleando […]

Preguntas indiscretas

Lo prometido es deuda y aquí tienen ejemplos concretos de interrogatorio. Muy útil… si las personas hablasen aún, porque podrían someter a tu futuro ex a una serie de preguntas bien incómodas, que me encontré en uno de esos manuales para no dormir que me estudio. Siempre se comenta que no hay pregunta indiscreta, que la […]

Instinto

Voy a incluir aquí cinco preguntas simples que les agradecería mucho que contestasen. 1- ¿Has escuchado esa vocecita que hay en tu interior que grita: ¡NO! ¡NO! ¡NO! 2- ¿Has hecho caso de ese nudo en el estómago que te dice que algo no va bien? 3- ¿Has prestado atención, has escuchado las palabras exactas que ha dicho en […]

Sicario

No es el calor, ni la pereza, ni siquiera la resaca. Hoy, si me cuesta llenar una página en blanco, es porque la veo roja de sangre inocente y borrosa de tanto llorar y llorar desde los atentados yijadistas de ayer en Barcelona. Sigo haciendo campaña: leer no duele (vivir, hay veces que sí). Así […]

Placer femenino

Me pongo a la tarea, como cada semana desde hace siete años y me distraigo, como cada semana desde hace siete años, con el vuelo de una mosca. Mientras me obligo a quedarme sentada y quietecita, y a no vaciar la nevera a base de indulgencias, y a permanecer ante el ordenador sin recurrir a […]