Erotic Glam

Hoy miércoles 15 de noviembre, desde las 19h., he asistido a un evento donde se ha presentado la colección en El Paracaídista. Antifaces y máscaras para dejarse llevar, cintas y ataduras para bondage, intensificadores de placer, caramelos para compartir de boca a boca, joyas, juegos prohibidos que ya no lo están, son algunos de los artículos que esta acreditada firma, ideada y dirigida por mujeres. Marta Aguilar y Elsa Viegas son las fundadoras de Bijoux Indiscrets. Unas visionarias.  Es difícil hallar una marca que consiga superar con distinción y glamour el cúmulo de prejuicios que suelen levantarse ante la oferta de productos eróticos o sensuales, y que acaban relegándolos a un mercado marginal y casi oculto al oficial del buen gusto. Diderot, padre de la Ilustración, es su fuente de inspiración, la que ha aportado además del nombre “Le Bijoux Indiscrets” , el anillo mágic  –mediante el que los personajes de la novela así llamada, accedían a un escenario sensual y quasi-sicalíptico- que forma parte de su logotipo. En poco más de diez años sus “accessories of passion and pleasure toys” han penetrado con éxito en boutiques de todos el mundo, ocupando ese inexistente hueco que su buen gusto y su encanto parece haber predispuesto para lo erótico. Pero quizás el desafío más grande al que han tenido que han tenido que enfrentarse, ha sido el elevar sus accesorios sexys -arneses, esposas y collares que realmente subvierten al más puro y casto- al nivel de cualquier complemento. Su meta es conseguir que formen parte de nuestro vestuario como ese statement piece potente y femenino. No todo queda ahí, sus piezas y su cosmética, bajo el lema #VeganisSexy, son 100% veganas, en consonancia con los valores de sus creadoras. Elsa y Marta han querido hacer, lo que a ojos de muchos puede parecer rebelde; mejor, imposible.

Les dejo un fragmento de la entrevista de las reponsables de la marca de bisutería erótica.

¿Cómo surgió este proyecto tan original… y sexy?

Marta Aguiar y yo, Elsa Viegas venimos del mundo de la publicidad. Hemos coincidido en una agencia de Barcelona y nos hemos hecho amigas. Marta se dedicaba al mundo de los números y la estrategia y yo al diseño y la dirección de arte. Nos complementábamos a nivel de conocimientos y nos movían las mismas inquietudes.

Asentar una marca erotic chic ha debido ser complicado. ¿Notásteis o seguís notando dificultades por precisamente lo que es notorio: de lo que va vuestra marca?

Aún faltan muchos tabúes y prejuicios que borrar en torno a la sexualidad femenina. Es verdad que todavía hay muchas mujeres que se cierran en banda a comprar producto erótico, porque creen que no va con ellas, aunque también es verdad que la cifra va descendiendo poco a poco. Las que se animan a ello, suelen ir en busca de un vibrador, ya que es lo que más se vende dentro de esta industria. Nosotras no nos desanimamos y seguimos peleando para que, como decimos en Bijoux Indiscrets, el placer sea parte del estilo de vida. Creemos que estar al mando de nuestra sexualidad es una experiencia poderosa que mejora la calidad de vida de las personas. Es por eso que buscamos romper las barreras que frenan a las mujeres a disfrutar plenamente de su sexualidad, de conocer sus cuerpos y sus gustos a través de información y formación que mejore sus relaciones sexuales, ya que como se suele decir, la información es poder.

¿Y cómo sobrelleváis la censura sexual actual de, por ejemplo, las redes sociales: que son la forma más inmediata de comunicar una marca joven como la vuestra?

Suelo decir que somos la industria menos viral de la historia porque para el sexo vende todo, menos el sexo. Se hipersexualiza cualquier producto o comunicación, pero en lo que respecta a productos eróticos podemos usar todos los recursos menos precisamente ese. Nuestra comunicación no es sexual ni lo podría ser: tiende a ser sensual y punto. Es más, olvida los “likes” o los “compartir”: son opciones que no se utilizan (incluso cuando hay miles de visualizaciones de un “post”).

 

Durante varios días se podrá comprar la maravilla de accesorios de beauty bondage para todos los bolsillos y presupuestos, do not panic, my friends. Como ejemplo: hay collares 29,9€, arneses de 49,9€ y demás.

En la segunda planta de El Paracaidista. Calle Palma 10. Madrid

 

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario