Placer femenino

Me pongo a la tarea, como cada semana desde hace siete años y me distraigo, como cada semana desde hace siete años, con el vuelo de una mosca. Mientras me obligo a quedarme sentada y quietecita, y a no vaciar la nevera a base de indulgencias, y a permanecer ante el ordenador sin recurrir a […]