Los buitres

Asco. Vómito. Fea. Vieja. Yerma. Sólo traes bebés muertos.
Esas palabras se dedican los protagonistas. Palabras vertidas desde el más profundo hastío, desde el desprecio. Una orquestada puesta en escena del colosal drama humano que implica el innato miedo a la soledad. Una secuencia que muestra las miserias que somos capaces de soportar con tal de no quedarnos solos.

Un matrimonio arruinado vive confinado en una casa donde se acumula rencor y polvo. Durante esa noche, celebran su décimo aniversario. Están solos. Mastican el resquemor por los años de encierro compartido, por el aburrimiento, las frustraciones reprochadas, las traiciones no perdonadas, en una atmósfera casi tan oscura como el drama que lo envuelve todo. Envejecen frente a frente, naúfragos de la necesidad de mantener las apariencias, de impostar una grandeza más que perdida. Los casi olvidados tiempos mejores.

El texto (Carles Harillo) es un mordaz e inmisericorde cruce de dardos del uno (César Sánchez) contra la otra.
Y ella (Carmen Mayordomo) contraataca. Le planta cara y le sigue el juego.
Hay otros dos personajes, la criada (Josi Cortés) y un curioso visitante (Xavier Murúa) que destapa secretos y mentiras que condicionaron la vida de los tres. Unos personajes, los cuatro, que no son sino peones de la misma vida, del mismo miedo a la soledad que marca sus decisiones, que les revela como grandes cobardes capaces de soportar agravios e insultos, porque... Qué remedio les queda.

"Cariño, no sabes cuánto te odio". He aquí, el resumen de la obra que les recomiendo encarecidamente que vean. Quedan pocas oportunidades. No es un microteatro livianito y divertido. No van a cantar, ni a bailar y las carcajadas que soltarán (porque hay instantes geniales) notarán que se las arrancan de alguna parte muy honda. Las interpretaciones merecen una consideración y un agradecimiento aparte, sensaciones derivadas de la odiosa pero inevitable compraración. Me explico: cuando por vicio y por oficio, acudes al teatro un promedio de diez veces al mes desde hace tanto tiempo, disfrutar de un viaje imaginario pero tan real, tan escalofriante por creíble, por bien ejecutado, se ha de valorar.

De nuevo en Los Buitres descubro que el trabajo de Carmen Mayordomo, es un regalo. Se trata de un desarrollo interpretativo tan medido, tan intenso y, al tiempo, tan fluido y consecuente que, ya les digo, a mí me merece un enorme respeto y gratitud. No se la pierdan.

 

Autor y director: Carles Harillo

Elenco: Carmen Mayordomo, César Sánchez, Xavier Murúa y Josi Cortés

Una producción de Ojos de Sapo
Los buitres en el Teatro Lara.
Fechas y hora: 14 y 21 de mayo 18:15h; 15 y 22 de mayo 22:15h y 31 de mayo 20:15h