Síndrome premenstrual

Captura de pantalla 2017-03-08 a las 22.46.49Por fin, una buena noticia: acaba de terminar la huelga de hambre de las mujeres que, desde la Puerta del Sol, demandaban al Gobierno un Pacto sobre Violencia de Género y se adoptarán acuerdos sobre los 25 puntos que pide el colectivo Ve la Luz.

Hace unos días, he rescatado de una de las torres de libros que apilo en casa uno viejísimo, escrito en su día por la esposa del arquitecto Norman Foster, la doctora Elena Ochoa, la misma que ahora reniega de haber sido divulgadora sexual y sexóloga. Se trata de una especie de manual en el que, por pura obsolescencia y por la imparable modernización de la medicina, la farmacéutica y la ciencia en general, algunas preguntas que le remiten resultan más que caricaturescas, por lo que debo admitir que, entre risas, la Sra. Foster ha logrado que me sienta como bloguera de moda influencer y trendsetter todo juntomuy moderna.

Voy a captar dos cuestiones que si se leen despacio, invitarían a modificar el código penal en la parte de circunstancias Atenuantes y eximentes. No me río, no. Es el Día de la Mujer y pocos saben qué implica exactamente serlo.

¿Qué es el síndrome premenstrual?
El síndrome premenstrual está caracterizado por la aparición de sensaciones de tensión e irritabilidad entre dos y cuatro días antes de que comience la menstruación. Sus síntomas más frecuentes son: y no he copiado el párrafo de Notas personales de mi CV indolencia, apatía, nerviosismo, depresión y falta de decisión, así como otros físicos del estilo de hipersensibilidad en los pechos, estreñimiento, dolor de cabeza, pesadez e intolerancia a las bebidas alcohólicas. También se señalan cambios conductuales como el incremento en el consumo de alcohol, mayor frecuencia en las comidas ("picar" entre horas) y aumento de la violencia hacia los demás y hacia uno mismo.
En algunas ocasiones se trata de justificar la conducta antisocial de determinadas mujeres por los efectos del síndrome premenstrual. Las investigaciones de Dalton en 1980 ponen de relieve que la realización de actos delictivos, accidentes, visitas a centros médicos, estados de obnubilación e incluso suicidios son más frecuentes durante la fase premenstrual y menstrual que durante el resto del ciclo. Para que luego, los guionistas publicitarios utilicen la gilipollez esa de "me encanta ser mujer" para vendernos compresas...

Con todo, hay mucha controversia al respecto, pues si bien en algunos casos puede ser alegado como atenuante para algunas conductas socialmente inadecuadas, en otros puede argüirse en contra de la mujer proporcionando una excusa, supuestamente científica, para su discriminación en cuestiones laborales. Lo que nos faltaba maricarmen.
En cuanto a la incidencia del este síndrome se dan cifras muy variadas: desde un 20% a un 75%. No obstante la cantidad de mujeres que ven alteradas sus pautas de funcionamiento por las molestias del síndrome premenstrual se estima alrededor del 5%.
No se sabe con certeza cuál es la causa de este síndrome, si bien se señala que puede tener que ver con los cambios hormonales, en concreto con al relación entre estrógenos y progesterona, deficiencia en vitamina B, retención de líquidos y problemas de azúcar en sangre.

¿Cuáles son las causas de la parafilias?
Se han encontrado varias:
1.- Aprendizaje, experiencias y asociaciones desde la infancia y la adolescencia.
2.- Defecto cerebral en el control, de los impulsos en un 89% de los sujetos
3.- Transtorno de personalidad.
4.- Educación sexual culpabilizadora y negativa.