¡Mira, mamá, sin manos!

Captura de pantalla 2017-02-23 a las 17.04.24Seguramente este post será de los que más reacciones de asombro provoque. Les adelanto que versa sobre alcanzar el orgasmo sin necesidad de contacto físico, sin penetración, sin caricias y sin que intervenga de ningún modo el sentido del tacto, sea con humanos o con cacharros. También les garantizo que no es una broma. Se trata, tras la invención de la rueda, la luz eléctrica y del wifi, de uno de los descubrimientos que más independencia pueden proporcionar. Amén de garantizar infinitas distracciones y un placer ilimitado sin tener que conocer imbéciles. Según el libro "El músculo del amor. Cómo encontrar y estimular el famoso Punto G", de Bryce Britton, está acreditado no sólo las mujeres pueden tener orgasmos sino que, además, los tienen sin ningún contacto en absoluto con sus genitales.

<<La aseveración según la cual el orgasmo procede exclusivamente de la estimulación clitoridiana ha de ser considerada como una visión estrecha y restringida; es mucho más pletórico poder tenerlo a partir de cualquier tipo de estimulación. Hay una posibilidad para usted, si quiere, en la medida que siga leyendo. Imagínese un orgasmo sin la menor estimulación genital. Ese es el producto final de una aceptación total de su sexualidad. ¡Maravilloso poder conseguirlo! ¿Cómo es posible? Se precisan dos elementos. El primero procede de personas expertas en sexualidad, denominadas subrogadas, adiestradas para enseñar a hacer el amor a clientes con problemas sexuales. Informan continuamente acerca de experimentar orgasmos mediante caricias en zonas o genitales, tales como los pechos, los lóbulos de las orejas, el cuello, e incluso, las rodillas. Algunas de estas personas llegan a estar tan en contacto con su sexualidad que son capaces de tener orgasmos a su antojo, sin tocar.

Un elemento clave en el adiestramiento de los subrogados es que aprenden a ampliar su definición del sexo, tal y como estamos comentando. Pasan largo tiempo entrenándose para experimentar todo su cuerpo, no sólo sus genitales, como zona erógena. Su tarea consiste en enseñar a los clientes nuevas maneras de obtener placer a partir de los cuerpos, sin enfocar la atención a sus zonas genitales. Consolidan la gana existente de la conciencia sensorial de la persona, y expanden sus límites. Este enfoque crea nuevos caminos neurológicos que se asocian con el placer, y refuerza los hábitos psicológicos positivos.
El segundo aspecto de la consecución del orgasmo "sin manos" es que las personas que afirman tenerlos siempre se concentran en la contracción del músculo del amor. Se concentran en correrse, y se concentran apretando su músculo.
Cuando entrevisté a Cicely Green, una de las primeras mujeres que recibió adiestramiento subrogado, le pregunté:
-¿Cuándo advirtió su capacidad para tener un orgasmo contrayendo su músculo?
-cuando comencé mi adiestramiento  subrogado; en é, los ejercicios del doctor Kegel eran obligatorios y empecé a hacerlos. Fue entonces cuando descubrí que si me centraba de veras en ellos mientras los hacía, a veces tenía un orgasmo durante los mismos. No parece haber ninguna diferencia en cuál de ellos se haga; lo principal es dar tono al músculo. Creo que lo que desencadena mi orgasmo es este enfoque.

fisiológicamente , cuando el músculo está contraído se llena de sangre. La vasocongestión es una fase de la excitación sexual; de hecho, crea la tensión sexual que se descarga en el orgasmo.
Pregunté a Cicely:
-Cuando realiza este enfoque, ¿qué es, exactamente, lo que enfoca?
-hago visualizaciones. Mi mente se centra en imágenes, sonidos. Lo que visualizo es la sangre de mi cuerpo fluyendo sin cesar, deslizándose hacia ese lugar. Suelo visualizarlo como el monte de Venus. Mientras visualizo, la sangre acude y yo soy consciente de que aumentan el calor y la presión, y esto es lo que crea la tensión hasta que tengo el orgasmo. No ocurre necesariamente cuando hago los ejercicios en mi práctica regular diaria. No enfoco hasta ese punto. Ocurre cuando utilizo los ejercicios para vencer el aburrimiento. Por ejemplo, cuando asisto a una reunión pesada, o voy a conferencias o a seminarios que a veces duran hasta dos y tres días, y me paso ocho horas sentada. Las materias pueden ser aburridas, hay poca estimulación. Una de las maneras de pasar el tiempo o de mantenerme alerta es hacer mis ejercicios y realmente centrarme en ellos. Entonces puedo hacer voluntariamente mis contracciones y, en cierto momento, dejar voluntariamente de hacerlas y dejar que prosigan a su antojo.
-¿Puede hacerse esto a voluntad?
Para rememorar el mecanismo, puedo emplear la fantasía. Somos nuestras propias máquinas de biofeedback. Enfocando en detalles específicos podemos repetir cualquier cosa en nuestra experiencia. Yo no contemplo, ni mucho menos, lo que eran mis sentimientos generales. Lo que hago es recordar detalles específicos: colores, formas, sonidos, texturas, olores, cada cual indovidualmente. A penas me abro a un recuerdo detallado, me trae de nuevo todo el conjunto de otros recuerdos de aquel evento, así como de la carga sensoria, y esto reunido desencadena mi orgasmo como si me sucediera ahora por primera vez.

El informe de Cicely es el de alguien que se ha enfocado totalmente en su sexualidad por razones profesionales, y también tiene algo que ver el clima de hallarse en constante implicación con el sexo. Pero sus experiencias no pertenecen tan sólo al experto: los estudios de laboratorios sexuales refrendan el que muchas mujeres hayan experimentado orgasmos a través de olores, colores, sonidos y fantasías. una vez tengas capacidad orgásmica, te será posible situar esta capacidad bajo tu control consciente.>>

Intuyo que hordas de ni-nis van a buscar en internet qué han de hacer para currar de subrogados.