Fallo de sincro

1479346_10200188966926272_640136497_n"He pasado la mayor parte de mi vida fingiendo que llegaba al orgasmo cada vez que mi pareja tenía uno porque creía que nadie querría estar conmigo si no. Hasta que un día me harté. Le dije a mi marido que llevaba fingiendo desde hacía dos años y que yo sólo podía correrme con el sexo oral; me sonrió y dijo: "Ya. Eso pensaba". Los hombres no son tan imbéciles como creemos". Mariola 41

A estas alturas, escribir acerca del orgasmo simultáneo casi me irrita. Me refiero a que detesto colaborar a perpetuar el mito respecto de que a) sucede algo raro si ambos no experimentan el orgasmo simultáneo con la frecuencia con la que nos lavamos los dientes y b) me niego a que se aborde el asunto del orgasmo simultáneo como una obligación o como el objetivo y la meta del sexo.

Sinceramente creo que hacerlo por turnos no sólo es más práctico -cuesta mucho más, y es más difícil correrse a la vez que uno y después el otro- sino que además, generalmente, hacerlo de modo individual proporciona mucho más placer. El orgasmo en sí es una experiencia casi rayana en el egoísmo: cada cual se concentra en su propio placer, lo que implica que es extremadamente difícil prestarle atención al disfrute de la pareja. Si atendemos a los datos que conocemos respecto de la respuesta sexual humana, concluímos que para los hombres es quizá menos problemático llegar al clímax en pareja. Sus orgasmos son más fáciles de desencadenar; una vez se excitan, continúan. El de las mujeres exige bastante más atención y, salvo que se les proporcione estimulación constante desde el principio hasta el final, pueden quedarse a medias. Dejen que les muestre la realidad de muchos de esos orgasmos "simultáneos", lo que la cámara revela en la foto finish que utilizan los jueces: mientras que él está aullando o gimiendo de placer al eyacular, ella probablemente esté aullando y gimiendo también, pero de resentimiento por habérsele robado el momentazo final.
Y sí, claro, hay que reconocer que se produce un increíblemente excitante momento de placer y de unión cuando se da el orgasmo de ambos a la vez, pero a nivel mental es mucho más conveniente y práctico convertir el orgasmo en un "bonus" que en un objetivo.
Aprovecho para reiterar un asunto; no ignoren un dato: la mayoría de las mujeres no alcanzan el orgasmo mediante la penetración. Por favor, abandonen pensamientos extraños acerca de que se es "rara" o "anormal" por el hecho de no tener orgasmos coitales. Si esto es así, si necesita estimulación oral y/o manual para correrse, sepa que es lo normal, no la excepción. Si se me permite generalizar un poco, la mayoría de los orgasmos serían simultáneos si él tardase un poco más en terminar o si ella pudiera acelerar un poco su ritmo de estimulación.