Día Mundial de la Lucha contra el Sida

Captura de pantalla 2016-12-01 a las 12.47.33A lo largo de hoy recibiremos una enorme cantidad de enlaces a noticias sobre el SIDA, sobre su origen y descubrimiento, la evolución del virus y del avance de los tratamientos, habrá vídeos y fotos con personalidades engalanadas metiendo tripa en el correspondiente photocall de cenas “solidarias” y en televisión emitirán reseñas conmemorativas de la muerte de personalidades por su culpa. Habrá alusiones a los focos de propagación, leeremos muy deprisa porcentajes y cifras de contagio y de muertes y descubrimiento de fármacos que incluso previenen su contagio,… que ya no nos impresionan como no lo hacen las imágenes de bombardeos, de órganos vitales carcomidos por un cáncer que lucen los paquetes de tabaco o los efectos de un terremoto. Al sida no, pero a las tragedias ya nos hemos inmunizado, cuesta conseguir que prestemos atención.
A mí hoy, además de comentarios y estados en el facebook, me han llegado varias notas de prensa relacionadas con el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA. Elijo una en concreto porque se me ponen los pelos de punta. Nadie hace nada para solucionar la FALTA DE INFORMACIÓN Y DE FORMACIÓN que se está convirtiendo en un mal endémico. Aprovecho para quejarme de la falta de criterio y la negligencia de los inútiles que detentan los puestos de poder de mi país. Sí, a mí no me duelen prendas en afirmar que soy y que me siento española. Jódete Trueba si nadie ve esa ñorda que has perpetrado. 

Beban y lean, por favor, parándose a pensar un segundo acerca de la trascendencia de la ignorancia, de la falta de educación sexual.

Entre los 18 y 35 años, 2 de cada 10 jóvenes españoles mantiene relaciones sexuales de riesgo

·         Según la 5ª edición del Barómetro de opinión de Los jóvenes y el Sexo 2016 realizado por Control, el 20% de los jóvenes afirma no conocer el estado de salud de la persona con la que se acuesta.

·          El 38.3% de los encuestados no utiliza el preservativo para evitar el contagio de ETS cuando practica sexo oral.

·         Control, en el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, vuelve a lanzar su particular lazo rojo, símbolo internacional de apoyo a la lucha contra esta enfermedad y solidaridad con las víctimas y los portadores del VIH, con el fin de concienciar a la población joven de nuestro país sobre el uso de preservativo.

Ante la pregunta que se les realiza a jóvenes españoles de 18 a 35 años sobre sexo, en el “Barómetro de Opinión de Los jóvenes y el sexo” que realiza la marca de bienestar sexual Control cada año, sobre si conocen el estado de salud sexual de las personas con las que mantienen relaciones, el 20% indicó no conocerlo, ya sea porque confían en que no tenga ningún problema o porque directamente no se lo habían planteado. 8 de cada 10 confirma que practica con asiduidad sexo oral dentro de su rutina sexual, sin embargo, es una asignatura pendiente en cuanto a protección frente a las ETS.

Que el preservativo es el único método anticonceptivo de doble barrera es un hecho, pero el 21% de nuestros jóvenes cree erróneamente que métodos como la marcha atrás, DIU o la anticoncepción hormonal son de doble función, es decir, evitan tanto embarazos no deseados como la transmisión de enfermedades de transmisión sexual. La mayoría de jóvenes españoles (66%) cree que la protección frente a embarazos no deseados es el motivo más importante por el que utilizar preservativo masculino sin embargo se olvidan de la importancia de usarlo como protección frente a enfermedades de transmisión sexual.

Por otro lado, además del fantástico tour gratuito que les acabo de ofrecer por mundo “nini” poblado de adolescentes preñadas y de chavalería con hepatitis y gonorrea y clamidia y VIH y otras maravillas, les informo que no son los jóvenes los únicos equivocados al respecto sino que, desde hace años y con escalofriante frecuencia, me topo con multitud de adultos heterosexuales que van por ahí follando a pelo y creyéndose que la marcha atrás les va a proteger. ¿Proteger? Esa práctica de la época del método de Ogino, propia de Bostwana o de la época franquista, no protege eficazmente de embarazos y, por supuesto, no sirve para nada respecto del contagios de ETs, ITS o sida.

Y ahora, vuelvan a beber.