Estrellas de mar

En esta especie de “pregunten lo que les dé la gana” en que se convirtió hace un siglo mi email, bueno, mi correo y mis cenas, mis conciertos, mis copas, mis llamadas de teléfono, recibo la siguiente consulta: “Llevo años esforzándome sexualmente y siendo rechazada día tras día, me rindo con mi marido. Su idea […]