Un baile de muerte, de Abel Arana

Captura de pantalla 2016-07-05 a las 10.38.52

 

Sean ustedes de los que devoran un libro diario o de los que sólo se leen uno año, y lo pringan de crema mientras se achicharran en la hamaca, dejen que les recomiende la lectura del verano. Yo me enganché desde el prólogo, no les digo más. De hecho, se ha ganado en mi agenda la máxima prioridad respecto de otras opciones, y había innumerables opciones durante la semanita de conciertos en la calle, fiestas privadas y marchas pro-derechos LGTB. Más Abel Arana que nunca,"Un baile de muerte" no defrauda. Es desternillante, delirante, trepidante y todos los "-ante" que se les ocurra. Y te engancha. Mucho. En su quinta novela, Arana, ha desarrollado exitosamente una estructura compleja, muy muy compleja, dejen que insista, con un relato de los hechos que comienza, como las grandes series americanas, 48 horas antes.

Captura de pantalla 2016-07-05 a las 10.38.42Si ya era yo adicta a los artículos de Abel, especialmente cuando comenta el semanario ¡HOLA!, en "Un baile de muerte" se revela, además de un crack del humor, un escritor. Uno grande. Porque su prosa arranca carcajadas, algo beatífico, balsámico, imprescindible con la que está cayendo... Insisto, hay semanas que lloro de risa leyéndole. Pero como si esto fuera poco, a esta vis cómica, se debe agregar el mérito de crear una galería de personajes absolutamente reales que interactúan a lo largo de una trama que te pone los pelos de punta. Hay drogas, sexo, internet, escándalos, peleas, chulazos, música, suspense... y muertos por un tubo. Ya les digo que me enganché desde la primera página como me enganchaba antes de los maromos inconvenientes del verbo inconvenientes. Un cura macizo, un par de transexuales, una bloguera de moda, un político que sale del armario, una pareja de un pueblo muerta por hacerse selfies con famosos, policías, los actores protagonistas de la película de moda, ..., todos yendo a la mayor fiesta gay, el Circuit de Barcelona, atestada de macizos ciclados y tatuados, todos en bañador, donde no se pueden ustedes ni imaginar la que se arma.  O sí, porque les pasará como a mí que, según avanzan los capítulos, están visualizando la peli en su cabeza. Enorabuena, Abel.

Captura de pantalla 2016-07-05 a las 10.41.56

COMPRAR Un baile de muerte

El día que se celebran las elecciones en que Cataluña se separa de España, un cura esquizofrénico pretende llevar a cabo una masacre en un festival de música electrónica en un parque acuático de Barcelona. Una pareja de inspectores de policía, una bloguera de moda desatada, un diputado del PP, un matrimonio de provincias obsesionado con la fama, dos millonarias esculturales, los actores más famosos del momento y otro cura, que esconde un secreto, iniciarán una carrera contra reloj para evitar que los cadáveres empiecen a aparecer. Porque en esta fiesta nadie está a salvo y la persona que baila a tu lado... podría ser tu asesino.
Les dejo para seguir viendo a los orgullosos maromos que dejan Madrid, arrastrando las resacas y los trolleys, mientras yo arraso en las rebajas.