Menuda semanita

Captura de pantalla 2016-06-14 a las 14.02.02Llevo días que no doy abasto estudiando perfiles psicológicos tóxicos. Es lo que me pide el cuerpo, culpa de lo ocurrido, de la masacre perpetrada en Orlando, de las recientes novedades legislativas en Canadá y de diversos titulares. Conste que en mi imaginario colectivo y en mi archivo histórico, consideraba tanto a Estados Unidos como a Canadá dos países desarrollados y con cierto peso específico en cuanto a valores democráticos y desarrollo social, aquejados de un imperioso cambio en su política de adquisición y tenencia de armas, como nos sucede en España y en otros países, que pedimos a gritos la inmediata prohibición de los festejos con animales. De nuevo, con un par de hostias bien dadas, con las noticias, recapacito. Será que solo aprendo con sangre, por no desafiar también al refranero. Y es eso, precisamente, sangre, lo que nubla todas las ideas que voy pariendo conforme tecleo. Si sucediera en Madrid un genocidio como el de Orlando, porque así calificaría semejante muestra de odio, probablemente yo estaría cosida a tiros y con una etiqueta colgando del dedo gordo y mis amigos yacerían en las camillas de al lado. Así veo y vivo yo el LGTB. Desde dentro. Y lo que ha pasado me mata de pena. Me doy cuenta de que el culpable de la matanza de inocentes en la sala Pulse, se perfila a lo largo del manual de psicología que estudio. No le faltan taras... Conforme se revelan detalles suyos en las noticias de internet y los telediarios desgranan los hechos, yo avanzo por el capítulo de los seres con ira al de los psicópatas y acabo en el de los negativos, aunque, que me perdonen los psicólogos por el intrusismo, le añadiría rasgos de otros tantos síndromes y taras. Por supuesto, mi lectura se encaminaba a discernir ciertas conductas en posibles parejas, bien para evitarlos, bien para tener mecanismos adecuados para reaccionar.

¿Cómo son los negativos?
- Víctimas de todo. Sienten que su condición presente es mala, dificultosa, que no puede haber progreso porque su "hoy" es difícil.
- Temerosos del cambio. La innovación los asusta. Ponen freno a cualquier propuesta. Siempre responden: "no. "No soy capaz". "No va a salir bien".
- No pueden hacer nada para cambiar. Ellos son así, las cosas son así, y punto.
- Todo lo ven desde la perspectiva del caos y del desastre.
- Piensan constantemente en una idea fija. Están obsesionados.
- No tiene motivación. No quieren comprometerse y evitan toda exigencia laboral.

¿Cómo actúa una persona negativa?
- No tiene predisposición ni visión de mejora continua. Como tiene una visión pesimista de la vida, no cree que las cosas puedan mejorar en algún momento. No tiene fe en Dios, ni en sí misma ni en los demás.
- Se centra solamente en lo negativo. Por el contrario, la gente con actitud positiva no niega lo negativo, pero destaca lo positivo. En privado, observa lo negativo y lo corrige. Cuando habla en público, lo hace en positivo. Por ejemplo, cuando el negativo se postula para un nuevo empleo, cuanta que su jefe anterior era un maltratador. De esa manera, le está diciendo a esa persona que puede contratarlo: "Mañana voy a a hablar mal de usted".
- Exagera lo negativo. La gente positiva no exagera lo negativo ni lo positivo, es equilibrada. Es necesario ver tanto lo negativo como lo positivo, porque todo en la vida tiene un lado negativo y uno positivo.
Si, por ejemplo, tienes en tu casa una mascota, te dejará sus pelos en la cama, pero también cuando llegues te esperará en la puerta para saludarte. Como todo, un animalito de compañía tiene su lado positivo y su lado negativo.
- No sabe quejarse. Por eso acumula cosas negativas hasta que un día explota y las suelta todas junIktas. Esa actitud puede hacer que lo despidan del trabajo (sin decirle por qué) o que lo dejen de lado en un grupo. Cuando algo negativo no se resuelve rápidamente, se acumula rabia que tarde o temprano se expresará mal: a través de la queja. Esto hará que la persona pierda puntos. Nadie quiere a una persona quejosa, pero todos nos quejamos.
La mejor manera de enfrentarse a la negatividad, al pesimismo (propio o ajeno) es oponiéndole una actitud positiva.
La actitud positiva es ver una solución en la adversidad y decirla en público. La actitud positiva es ver lo que otros no ven, antes de que otros lo vean.
Un buen líder con una actitud positiva ve lo negativo pero habla de lo positivo, y al hablar de lo positivo, da con la solución. Los grandes líderes de la historia hablan de la solución, no del problema. Anoche no debía estar convocado ninguno al debate... Aquí Bernardo Stamateas, lo clava.

"Éste es un mundo de acción, no de quejas y lamentos". Charles Dickens.

Y qué podría decir de la absurda y asquerosa normativa canadiense respecto de las relaciones sexuales con animales. Si malo es el vacío legal, sembrar de leyes abominables e imperfectas, no es mejor. En el diario Público.es leí:

En Canadá se podrá tener sexo con animales siempre que no haya penetración. Así lo ha determinado el Tribunal Supremo del país este viernes al legalizar los actos sexuales entre animales y personas.

Las autoridades han explicado que las leyes canadienses no definen claramente el término zoofilia y que únicamente está prohibido que un humano penetre a un animal o viceversa. El tribunal falló por una mayoría de 7-1 que será necesaria la penetración para que pueda considerarse zoofilia.

Según ha informado el periódico británico The Independent, esta normativa ha surgido tras el caso de un hombre condenado por 13 delitos de agresión sexual a sus hijastras. El acusado grababa en vídeo a su perro lamiendo los genitales de sus víctimas que había untado previamente en mantequilla.

Los documentos judiciales revelan que el acusado, condenado a 16 años de prisión, intentó que el can realizara el coito con su hijastra, que finalmente fracasó.

Varios representantes de partidos animalistas se han manifestado para pedir un cambio de leyes que consideran obsoletas y que no protegen a los animales del país.

”A partir de hoy, la ley canadiense da luz verdes a los abusadores para usar a los animales para su propia satisfacción sexual”, ha denunciado el director ejecutivo de Justicia Animal, Camille Labchuk. “Esto es totalmente inaceptable, en contra de las expectativas sociales, y no se puede permitir que continúe”, ha añadido.

Algo similiar recoge lainformación.com
El Tribunal Supremo de Canadá ha legalizado los actos sexuales con animales en Canadá, siempre y cuando no haya penetración ni ninguna lesión. Las autoridades del país han explicado que las leyes nacionales no establecen con claridad el concepto de zoofilia, por lo que únicamente está establecida la prohibición de que un humano penetre a un animal o viceversa.
La normativa ha surgido tras el caso de un hombre condenado por 13 delitos de agresión sexual a sus hijastras. En muchas de sus violaciones, el acusado untaba de mantequilla los genitales de las víctimas y obligaba a su perro a lamerlos. Luego lo grababa en vídeo. Los documentos judiciales revelan que el acusado, que ahora está cumpliendo una condena de 16 años de prisión, intentó que el perro realizara el coito con su hijastra, pero que finalmente fracasó.

Varios representantes de partidos animalistas se han manifestado para pedir un cambio de leyes que consideran obsoletas y que no protegen a los animales del país. ”A partir de hoy,  la ley canadiense da luz verdes a los abusadores para usar a los animales para su propia satisfacción sexual”, ha denunciado el director ejecutivo de Justicia Animal, Camille Labchuk. “Esto es totalmente inaceptable, en contra de las expectativas sociales, y no se puede permitir que continúe”, ha añadido.

Y ya termino. Les dejo con una reflexión.

Para acabar la semana solamente falta una rueda de prensa donde algún directivo cite a Torbe digo a Torrente y su: "¿Cómo iba a saber que tenía 6 años? La culpa es de los padres que las visten como putas".

¿Por qué digo esto? Pues... Los titiriteros fueron detenidos y puestos a disposición judicial con premura, celeridad, absoluto celo respecto de la legislación e implacable demostración de autoridad. De los astros del balón David de Gea, Isco e Iker Muniain solo sabemos que, con sus escuetos desmetidos, continúan jugando, a pesar de haberse publicado las conversaciones por whatsapp con las putas testigos protegidas, el primero representando a mi país incluso, y que mantienen sus fichas y sus sueldos millonarios. Y ahora, como me conocen, esperan que me opine encima y suelte por esta boca imprecaciones y maldiciones a pares contra la doble moral, contra el doble rasero con que se aplica la justicia, contra el sistema corrupto de los clubes auspiciados y protegidos por el poder ejecutivo ejecutivo, por el legislativo y hasta por el judicial, contra una sociedad inculta, cruel e insensible que ante la sospecha de relación con la trata de personas prefiere mirar hacia el pan y circo... Pues no. Sepan que no voy a nada de decir eso porque, por el momento, no han sido declarados culpables y porque estos señores sí tienen garantizado su derecho a la presunción de inocencia y disponen de un respaldo suficiente como para que a nadie se le ocurra saltárselo. Mientras esperamos que la Justicia siga su curso y se esclarezcan los hechos, solo quiero reflexionar acerca de otro aspecto, de un ángulo muerto matao que no muerto de este culebrón de deportistas, putas, porno, fiestas, sexo bizarro, testigos protegidos, que podría haber inspirado el guión de la siguiente temporada de "Sin tetas no hay paraíso" pero es un tema real, casi tópico, pero creo que no por muchas veces repetido menos doloroso: da igual lo mona que seas, lo resplandeciente de tu piel, lo maravilloso de tu figura cincelada en millones de horas de clases de danza y de deporte, lo bien que cantes, bailes y te menees, lo famosa que seas, lo rubia que seas, lo modosita que se comportes, lo feliz que te creas en tu pareja, que siempre que siempre habrá un garrulo para demostrarte PRESUNTAMENTE que puedes pasar aún más vergüenza que cantando esa mierda de tema en Eurovisión y no merecía que abrieras tus piernas un hombre que no te merece dispuesto a humillarte a niveles trónicos. Edurne ha guardado silencio a pesar de los pesares. Me recuerda al asunto del despacho oval y a una que supo callarse y ahora va a ser Presidenta.