Sin hijos y sin novio

"Las mujeres sin hijos también pueden sentirse bien", es lo primero que leo, ahí tropiezan mis pupilas. El epígrafe en negrita y cursiva me incita a blasfemar. No podía haber abierto el manual por otra página. Todo es causalidad. Quería el contrapunto a la información acerca de la pitopausia que mostré de la mano de […]