San Valentín

Hay que ser muy hijo de puta. Para que San Valentín caiga un domingo. Tendría que ser ilegal. O al menos muy inmoral. Que diera vergüenza celebrarlo, vamos. Por respeto a los solteros y las solteras. Porque: ¿Nosotros nos metemos con tu conformismo? No. Nosotros no decimos nada. Asistimos impasibles a esa exaltación del amor […]