Retrato de Madrid

Aviso: no es un post de sexo. Es una queja mía. No lean buscando pollas, que no las hay. Para seguir llenando mi casa de inutilidades del Rastro, había madrugado especialmente... Si las mañanas de domingo el trayecto desde mi casa a ese gran almacén de ciclados donde me creo que hago yoga ofrecen un […]