Quien tiene boca II

1468661_10200188966646265_1691187679_nTras las recientes reuniones de los líderes de los distintos partidos, y los pactos que se auguran de cara a hacerse con el poder, estoy en disposición de ofrecerles más información sobre felaciones, ampliando el listado maravilloso de la semana pasada. Añadan a los citados comportamientos que provocan la pérdida de excitación, e incluso de erección, otros errores habituales que se cometen durante la práctica de sexo oral a un hombre. En otro post hablaremos de trucos.
Exceso de suavidad o de brusquedad. Ejercer la presión adecuada a cada uno es un enigma cuya resolución es tan simple como preguntarle cómo le gusta más. Los hombres con penes pequeños generalmente prefieren caricias más suaves (las terminaciones nerviosas están mucho más concentradas).
No preguntar nunca y aplicar siempre la misma técnica a todos. Mal (o bien) comparado, a tus invitados a merendar les preguntas cómo quieren el café: solo, con leche, cortado, con hielo… ¿No? Pues eso.
No mantener un ritmo constante, interrumpir la estimulación o detenerte antes de tiempo. Muchos dueños de penes se quejan de que les masturban espasmódicamente o de que se paran en el momento inoportuno, justo antes de alcanzar el orgasmo. Con frecuencia, la razón es que no se colocan en posturas cómodas y, por ello, se les entumecen las manos enseguida y necesitan descansar.
No localizar el punto correcto. La base del pene, su unión con el tronco, nos impresiona por su firmeza y virilidad, pero lo que a ellos les da placer es la zona del glande y alrededores. El tercio superior es la parte más sensible.