Clamidia

941107_490017081068263_990386891_nComparto con ustedes algunas de las frases que he dicho esta semana. Y no esperen poesía. Hoy no. Admito que estoy en un momento de mi vida en que ojalá sólo me comiera la cabeza. Bienvenidos al paraíso perdido de la XS. Suena el móvil, son las 22:45 de un jueves cualquiera. Últimamente, todos los son. Los jueves y lo demás, quiero decir. Es Joel, uno de mis mejores amigos. Se dedica, entre otras cosas, al cine X como actor y organizador de rodajes en Barcelona, Praga y Budapest, hace despedidas de soltera y shows de sexo en vivo, se lo rifan como stripper y, en este momento, se encuentra entre los escorts-gigolós más cotizados. Me llama mientras conduce hacia Sitges; le han contratado unas inglesas para una fiesta privada de cumpleaños. Está contándome que se marcha de nuevo a Praga dentro de pocos días, que va a rodar tres escenas y que, además, en esta ocasión, ha reclutado él a los chicos/actores X. Le pregunto por uno de sus compañeros de oficio, un morenazo que tengo archivado en la carpeta de "pendientes" y, horror, me recomienda que mejor me olvide de él... y que le ha tenido que sacar del grupo y sustituirle porque su analítica ha dado positivo, de nuevo, en Clamidia.

- ¿Que tiene Clamidia? -Él permanece en silencio al otro lado del hilo telefónico durante demasiado, así que continúo-. En fin, poco me parece para lo que debe de pasar por ahí.

La clamidia resulta ser la infección de transmisión sexual (ITS) más común en el mundo. Con una enorme cifra de 2,3 millones de estadounidenses infectados, principalmente hombres y mujeres menores de 25 años, la clamidia puede afectar los genitales (pene o vagina), el cuello uterino, la uretra, el ano, la garganta o los ojos de sus huéspedes humanos. Sí, yo también me espanto sólo de pensarlo: ¿por los ojos? ¿Será por eso que los curas decían que te quedas ciego si...?

La clamidia es una infección bacteriana de transmisión sexual. Se contrae por contacto sexual de humano a humano, incluyendo la penetración, el sexo oral, las caricias o por contacto con  los genitales, la boca, o el ano de una persona infectada. Sin embargo, la bacteria Chlamydia trachomatis puede también ser pasada de madre a bebé, o a través del contacto de la mano de una persona infectada con los ojos. Un horror, vamos.

Por desgracia, la clamidia no siempre muestra signos evidentes. Sin embargo, podría experimentar los siguientes síntomas dentro de los 5 a 10 días después de haberse infectado…

1. No hay síntomas

Lo más aterrador de la clamidia es que a menudo no muestra ningún síntoma, con 3 de cada 4 mujeres sin saber que la padecen y 50% de los hombres sin indicios de dicha infección.

2. Ardor al orinar

Tanto hombres como mujeres pueden sentir dolor, descrito a menudo como un ardor, una sensación ardiente o una urgente presión antes de orinar.

3. Secreción genital

Ya que las mujeres son más propensas a contraer clamidia debido a la estructura de la vagina, pueden notar una secreción espesa, amarillenta y con un fuerte olor fétido. Los hombres también pueden experimentar un tipo de descarga, un pus lechoso proveniente del pene.

4. Inflamación

Es bastante común que tanto hombres como mujeres experimenten hinchazón en el área genital. Por ejemplo, los hombres pueden tener inflamados o sensibles los testículos; mientras que las mujeres pueden sentir hinchazón dentro de la vagina o en la región anal.

5. Dolor durante la relación

El dolor durante las relaciones sexuales es muy común en las mujeres infectadas con clamidia. Incluso podrían experimentar sangrado post-coito.

6. Picazón anal

Un signo común de clamidia para hombres y mujeres es la picazón anal que puede ser tan severa que puede causar secreción y sangrado.

7. Diarrea

Similar a otras infecciones bacterianas, la clamidia a menudo causa dolor abdominal, pérdida de apetito, náuseas y diarrea explosiva.

8. Irritación en los ojos

La clamidia no es pura y exclusivamente una infección de transmisión sexual. Por ejemplo, puede entrar al cuerpo a través de los ojos, ya sea de la madre al bebé durante el parto o por contaminación vía contacto ocular por tener las manos contaminadas. La infección en los ojos causará enrojecimiento, picazón y secreción lechosa.

9. Dolor de garganta

Particularmente en pacientes en los que la clamidia contamina la garganta, el virus a menudo causará una sensación cruda y de dolor en la garganta, así como dolor al comer y tragar.

10. Ceguera

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 15% de los incidentes de ceguera a nivel mundial son provocados por la infección por clamidia.

¿Qué hacer?

Lo que procede es acudir al médico que, tras abrir una Historia clínica y exploración completa, hará una toma de muestras: de secreciones sospechosas (cuello uterino, uretra, ano, garganta y orina). Se realiza una observación microscópica: tras tinción para ver si hay proceso inflamatorio haciendo un estudio citológico. A veces es suficiente para identificarlo. En caso de citología positiva y síntomas sospechosos: se efectúa un análisis inmunológico especifico de clamidias. En caso de detectarse este germen se trata con antibióticos, bien en monodosis o de varios días, solo o combinado con otros, según el tipo de infección. Son eficaces.

Selecciono algunas preguntas frecuentes:

¿La infección por clamidia se puede curar?

Sí, la infección por clamidia se puede curar con el tratamiento correcto. Es importante que tome todos los medicamentos que su médico le recete para curar su infección. Cuando se toman de manera adecuada, detienen la infección y pueden disminuir su probabilidad de tener complicaciones en el futuro. Los medicamentos contra la infección por clamidia no se deben compartir con nadie.

La recurrencia de la infección por clamidia es común. Debe volver a hacerse la prueba unos tres meses después del tratamiento, incluso si su pareja sexual o parejas sexuales recibieron tratamiento.

¿Qué pasa si no recibo tratamiento?

A menudo, el daño que inicialmente causa la clamidia pasa desapercibido. Sin embargo, la infección por clamidia puede causar problemas de salud graves.

Si usted es mujer, la infección por clamidia que no se trata puede propagarse al útero y a las trompas de Falopio (los conductos que transportan los óvulos fecundados desde los ovarios hasta el útero), y causar enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). La enfermedad inflamatoria pélvica por lo general no presenta síntomas; sin embargo, algunas mujeres pueden tener dolor abdominal y pélvico. Aun cuando no cause síntomas iniciales, la enfermedad inflamatoria pélvica puede causar daño permanente al aparato reproductor y dolor pélvico crónico, imposibilidad de quedar embarazada y embarazo ectópico (embarazo fuera del útero) que puede causar la muerte.

Los hombres raramente tienen problemas de salud asociados a la infección por clamidia. En ocasiones, la infección se propaga al conducto que transporta el semen desde los testículos, lo cual causa dolor y fiebre. La clamidia, en muy pocos casos, puede causar que un hombre no pueda tener hijos.

Una infección por clamidia que no se trate también puede aumentar su probabilidad de contraer o transmitir el VIH, el virus que causa el SIDA.

Tras recibir el tratamiento contra la infección por clamidia. ¿Cuándo se puede mantener relaciones sexuales nuevamente?

Usted no debe tener relaciones sexuales de nuevo hasta que usted y su pareja sexual o sus parejas sexuales hayan completado el tratamiento. Si su médico le recetó un medicamento de una sola dosis, deberá esperar siete días después de haberlo tomado, antes de volver a tener relaciones sexuales. Si su médico le recetó un medicamento que debe tomar durante siete días, deberá esperar a terminar todas las dosis antes de tener relaciones sexuales.