Gente tóxica

Como buena alumna de cole de monjas, mi ADN lleva grabado, además de la afición por los hidratos de carbono, el mensaje de que todos los seres humanos son merecedores de amor, de compasión y respeto; sin embargo, yo no hago más que toparme y tratar de apartarme de gente tóxica. El otro día, encontré […]