Reflexiones playeras ajenas

Copio, sí, sí, he dicho copio, el texto de mi amigo Eduardo que, en vez de dedicarse a escribir, prefiere montar exitosas tiendas de camisas. Lo ha debido teclear en su propio teléfono, tostándose al sol, porque quien puede y va sobrado, regurgita estas cosas sin despeinarse. Y como creo que es maravilloso, yo voy […]