La caída del amante latino

Cuando no estoy premenstrual perdida, se me llena la boca de afirmar que no hay reglas en el sexo. Agarro la ola del pensamiento zen y la cabalgo hasta que me choco con la hambruna generalizada que demanda cifras concretas, datos exactos y estadísticas con las que profesionales y amateurs puedan comparar e irse tranquilos a dormir…

Una famosa marca de preservativos, de cuyo nombre no quiero acordarme en esta frase, publica cada dos años sus famosos informes, donde analizan los Hábitos y Costumbres sexuales de 26 países. En uno de los últimos que nos han facilitado, analizan y contabilizan determinados aspectos de las relaciones sexuales y en otro, algo más específico, tratan la satisfacción sexual. Estos estudios me sirvieron hace unos días para satisfacer con cierta solvencia la pregunta que me formulaban desde un programa de Radio Caracol en Colombia, respecto de si el hombre latino había perdido su posición destacada como amante. A las nueve de la mañana, los contertulios que se hallaban al otro lado del hilo telefónico se preguntaban si están asistiendo a la caída y defenestración del “latin lover” ya que, según publicaba un artículo que me enviaron con antelación, ha sido superado por los europeos y los africanos. Me suena a broma, a chiste viejo de “y va el español, el inglés, el francés y un italiano”…, como si esto fuera el Nasdaq y los chulos cotizaran al alza o a la baja, en base a centímetros, minutos, grosor y talentos varios en definitiva…

Hagan clic si les apetece escuchar la intervención, son unos ocho o diez minutos.

Comparto con ustedes algunas de las conclusiones que proporciona Durex.

FRECUENCIA

El promedio de coitos/año se sitúa en 103. España refiere 118, situándose en un lugar bastante respetable por encima de la media, aunque el 56% asegura que desearía hacerlo más… Grecia, en el nº1 de la lista, con 164 coitos/persona/año. Le siguen Brasil, con 145, Polonia y Rusia, ambos, con 143. Alemania, 117. Gran Bretaña, 92 y como país con menor número de relaciones sexuales con penetración, tenemos a Japón, con 48 (uno cada 9 días, más o menos, que tampoco es como para hacerse el harakiri).

 

DURACIÓN

En cuanto a la duración media de cada relación, habremos de fiarnos de los cálculos de Durex, que señalan la media en 18 minutos –ése es el tiempo que tardan en eyacular, por lo visto-. En España empleamos 16 minutos, en India, 13… A la cabeza, con 24 minutazos, Nigeria (ya lo estoy viendo: convertida en nuevo paraíso sexual, los folletos turísticos y su “en pleno corazón de África…”).

 

POSTURAS

¿Y qué es lo que más hacemos en la cama? Pues supongo que además de ver la tele, el sexo vaginal es lo más practicado, seguido por el sexo oral (69% de hombres lo hace, frente a un 78% de mujeres –o hay muchos gays o esto prueba que ellos son unos egoístas…-). Después aparecen la lencería sexy, el sexo anal, los masajes, los disfraces, los juguetes y el intercambio de pareja.

 

GRADO DE SATISFACCIÓN

En otro apartado del informe se mide el grado de satisfacción, por lo visto, mayor en la mujer (54%) que en el hombre (44%) y también, con el paso de los años cada vez mayor en la mujer, mientras que en el varón, según envejece, la insatisfacción aumenta (¿será que finalmente aprenden, con dolor, que calidad no es cantidad? ¿Será que nosotras vamos a más y ellos se hunden comprobando que “ya no sube”?).

El frenético ritmo de nuestra vida también se refleja en el dormitorio, según revela el Informe Durex 07/08 de Bienestar Sexual.

El 67% de los españoles admiten que el sexo es importante, sin embargo, sólo un 49% de los adultos españoles afirma estar plenamente satisfecho con su vida sexual. Globalmente, el resto de países opinan lo mismo, ya que sólo el 44% dice estar encantado con sus relaciones.

Los nigerianos son los más satisfechos, ya que el 67% de los participantes de ese país afirmaron tener un grado de satisfacción total. Les siguen los mejicanos (63%), los indios (61%) y los polacos (54%).

Los japoneses son los menos satisfechos (15%) y sólo uno de cada cuatro franceses, considerados desde siempre los románticos por excelencia, se muestra complacido.

La vida moderna también afecta. El estudio muestra que la tranquilidad y ausencia de ansiedad son importantes para garantizar una vida sexual satisfactoria. Así, de los encuestados españoles:

– un 43% creen que su vida sexual mejoraría si estuvieran menos estresados y cansados.

– un 54% está dispuesto a probar actividades nuevas, siendo las más preferidas los juegos de rol (14%), las fantasías sexuales (14%) y el sexo anal (12%).

– un 27% desearía poner más diversión y más deseo al 31% en su vida amorosa.

 

Según los expertos consultados: “La experimentación y la diversión consensuada ayudan a romper la monotonía e incrementan la satisfacción. Pero también la refuerzan dedicar más tiempo, en calidad y cantidad, a nuestra pareja y reducir el nivel de estrés que imprimimos a nuestro estilo de vida”.

Las prioridades sexuales también están cambiando. Ahora, según la encuesta, los españoles queremos más cariño y más dedicación:

– al 43% le gustaría pasar más tiempo de calidad con su pareja

– el 39% quisiera saber mejor cómo complacer a su compañera/o

– y tres de cada diez quieren una relación con más amor y ternura, en definitiva, una relación más romántica.

 

Si quieren, les busco ofertas de vuelos a Nigeria y preparamos una escapada… para no volver. Ya me enteraré de cómo acaba lo de Bárcenas, lo de la cortesana que vivía con el Rey en Palacio, lo de Urdangarín y su esposa la Infanta imputada, lo de las preferentes de Bankia, lo de los desahucios, lo de las cláusulas suelo, lo de los aeropuertos en ciudades de cuarta destinados a pasear, lo de la desnutrición infantil, lo de la subida de las tasas académicas, lo de la privatización de la sanidad, lo de la vuelta al s. XVIII en la ley del aborto, lo de las reformas fiscales que nos posicionan como un “infierno fiscal”, lo de la guerra que se va a organizar a estas alturas por el puto peñón de Gibraltar, etc. Me enteraré, porque quiero enterarme… Y quiero enterarme mirando al mar con el culo en pompa.

Aquí hay información acerca del país. Confieso que llevaba tanto sin pensar en él que creía que Lagos seguía siendo su capital…