Sin chispa (II)

(sigue) La familia, el trabajo, los niños… Hasta aquí, balones fuera. Pero, ¿y si la culpa de la falta de ganas viene de que tu pareja es muy mala en la cama? Por partes: nada de reproches o de echar culpas. Busquemos soluciones porque cuanto más disfrute cada uno, más deseoso se mostrará de hacerlo… […]