El Geyperman, la novia y la amante

Empiezo a pensar que esta especie de maldición bíblica que los meteorólogos denominan ciclogénesis explosiva me impide escribir (porque aquel supuesto fin del mundo anunciado para diciembre, no fue más que un susto del Todo a 100). O será la pereza. O la resaca. O que he comprendido que mientras tecleo, no vivo… Lo que […]