Flechazo

¿Sexo o Amor?

Woody Allen, en La Última Noche de Boris Grushenko, lanza el siguiente discurso sobre el amor: <<Querer es sufrir. Para evitar sufrir, no se debe querer. Pero luego, se sufre por no amar. Por lo tanto, amar es sufrir, no amar es sufrir, sufrir es sufrir. Ser feliz es amar, luego ser feliz es sufrir, pero sufrir le vuelve a uno infeliz; por lo tanto para ser infeliz se tiene que amar, o amar para sufrir, o sufrir de demasiada felicidad, espero que lo entiendas>>. Allan Percy, en su libro “El Coaching de Oscar Wilde”, recomienda <<llamar al sexo por su nombre y saberlo distinguir de sentimientos más sutiles>>. El tópico “¿por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?”, lo resume de modo fulminante.

Feromonas

Etimológicamente, la palabra viene del griego y significa “llevo excitación”. Son sustancias químicas incorpóreas capaces de provocar un comportamiento determinado en otro individuo de la misma especie. Pese a ser tan sutiles, las feromonas tienen un enorme alcance y, dentro de lo sensual, un poder incalculable de atracción. Son emitidas por las glándulas odoríferas presentes en los órganos genitales (glándulas de Cowper en el hombre, Son dos pequeñas estructuras situadas a cada lado de la próstata, que secretan un líquido viscoso que forma parte del líquido seminal. y en las de Bartolino en la mujer), en las plantas de las manos y de los pies, y en las axilas.

Se han estudiado las feromonas en hormigas, abejas y roedores. Pueden leer cuanto quieran en la red, sin embargo, no me resisto a copiar lo referente al efecto Bruce que publica Wikipedia, mi guía para todo: <<Ha sido demostrado en laboratorios que, en algunas hembras de roedores, el solo hecho de oler las feromonas de un macho distinto del que las fecundó, incluso indirectamente a través de su orina o el olor de su lecho, es capaz de inducirles abortos. Esto se conoce como “efecto Bruce”, por H. M. Bruce, quien lo descubrió en 1959>>.

Ya en Egipto se fabricaba perfume dotado de poderes afrodisíacos empleando como base, junto con fragancias, el sudor de hombres sanos seleccionados. El protagonista del “El Perfume”, de Patrick Süskind, afirmaba que el mejor perfume es el que desprende un individuo enamorado, porque es el olor natural del amor.

Uno de los casos más estudiados y explicados es el de sincronización del ciclo menstrual de mujeres que conviven en un mismo ambiente. Actualmente se comercializan perfumes, cremas, lociones y un sinfín de productos que aseguran contener feromonas y que prometen seducir, conquistar y enamorar. Sería un “amor a primer olfato”…

Datos

Un reciente estudio de la Universidad de Syracusa ha descubierto que el amor a primera vista, el flechazo, existe. Se produce en menos de un segundo (¡uno!), al ver a la persona que lo despierta. Sin embargo, no todos demostramos la misma predisposición para experimentar un flechazo. Una encuesta realizada por el Dpto. de Psicología Social de la UCM demuestra que 1 de cada 6 personas consultadas sintieron esa sensación de flechazo y de enamoramiento, mientras que el resto encuestados o no se han enamorado nunca o se han ido enamorando poco a poco.