Sabores

Me condujo hasta la habitación, completamente a oscuras. Aún nos acompañaba la música que puso mientras yo preparaba las copas. Me echó sobre la cama y empezó a desnudarme, sacó algo de un cajón y noté cómo su mano me recorría dejando un rastro de olor… ¡¡¡Stop!!! Nada de eso. A estas alturas ya saben que, en determinados momentos, mi vida es un poco como la de Bill Murray en “Atrapado en el tiempo” (peli que coprotagoniza con Andy McDowell, y donde le sucede una y otra vez el famoso día de la Marmota),sólo que a mí un timbrazo me despierta. Es un mensajero para entregarme… who knows…? Esta vez, una caja de Dildos Assorted con lubricantes de sabores que, sinceramente, ganas me dan de untarme unas tostadas con ellos.

Les presento los nuevos lubricantes Superlube, que incorporan un aroma y sabor más intensos a fruta natural (cereza, fresa, plátano, sandía y frambuesa) y a vainilla, con una base de agua y una textura gel súper deslizante.

 

Si les gustan los olores a vainilla y canela, dejen que les recomiende un aceite de masaje comestible con unas propiedades divertidísimas: produce un aumento de temperatura nada más aplicarlo, y si se sopla, sube aún más…

Alguno/a reniega de ellos (pura ignorancia) o alega ridiculeces como “¿lubricante aquí? Esto es una casa decente…”. Los lubricantes son esos grandes desconocidos que optimizan los juegos previos. Y sobre preliminares, más de uno aún se hace el nuevo, sube la ceja y alega un patético”excuse me” -in English-… En fin…