Oskar Salcedo

Como resacón de San Valentín, como novedad (y como regalo para la vista, aunque él se enfade) dejen que les presente a Óskar Salcedo, sin duda, una de mis debilidades. Si echan un vistazo a sus trabajos, seguramente le han visto ya en series, anuncios…

Actor, modelo, presentador y cantante, Óskar acumula talento, es tan camaleónico e irradia una energía tan bonita que, lo admito, me dejó en shock cuando lo conocí. Llegó a casa con un amigo, durante el fin de semana de 15M (durante el que yo había decretado Jornadas de Balcones Abiertos, con “Tequilas y Vistas” como reclamo y mantra). Óskar estaba grabando en la Plaza (Sol) cómo los “indignados” comenzaban la movilización. Desde mis balcones grabó recursos y ya puestos, siguió grabando (él mismo sujetaba la cámara) versiones de un temazo (que él mismo cantaba). Se titula Insomnio.

En ese vídeo salen mis cositas: las barbies, el Buda, los muebles, etc. Me regaló el CD de su primer disco, que se puede escuchar y descargar gratis en su web.

Ahí fue donde me fascinó Roots, un temazo que mezcla francés y castellano, y su vídeo, grabado con Carlos Leal.

Y pocos meses después, para que el mundo vea que hay momentos para todo y emociones muy variadas, ha escrito, interpretado y grabado Latino, y su correspondiente un vídeo, de lo más romanticón.

Cuando le acompañe a recoger un Grammy podré decir: yo lo vi primero.