Tor II

Dejen que les dija que como fiel fanfatal de Madonna (pinchen y leánme con musiquita, por favor) ando como tocada porque en esta época del plástico, por lo visto, los únicos anillos que circulan son de silicona. ¿Dónde están los brillantazos y qué fue de Tiffany como proveedor de alianzas?

Resulta que hoy un mensajero me ha despertado para entregarme un paquetito. Ni cutter, ni tijeras, cuchillo de cocina en ristre, lo abro y encuentro un paquetito negro. Su contenido también es negro. Veo un anillo de silicona de dimensiones formidables… Como un servilletero, vamos. Suave. Sofisticación pura. Diseño sobrio y evolucionado, con un motor integrado y de fácil manejo (con los interruptores de potencia laterales para accionarlo y graduarlo mediante presión). Un paso más en el universo de los accesorios para el pene.

Mi shock se produce al darle la vuelta al cuento: ¿no se suponía que los anillos nos los regalan ellos y los llevamos nosotras? Nada, nada, olvídense. Dejemos las presunciones y asumamos que hay que ser remoderna, incluso antes del café. Éste se coloca en la base del pene y se utiliza durante la penetración para alcanzar “otras” cotas de placer gracias a sus 6 velocidades y a sus 6 modos de vibración. Disponible en varios colores, su diseño cómodo y seguro se adapta a todos los tamaños (grosores de pene standard, se entiende, porque me da que es posible que algunos micropenes lo pierdan y que otros, los XXL, acaben estrangulados…). Se carga en la red durante 2 horas. Autonomía 2 horas. Sumergible. PVP: 89 euros

Distribuido por Dildos Assorted, la empresa sueca número uno del mundo en Juguetes Sexuales de diseño LELO, lanza estos días su nueva aportación al mundo erótico: TOR II, la segunda generación del anillo para parejas más demandado. Lean, si les da la gana, la info. oficial: Creado para ser llevado por el hombre mientras hace el amor, su diseño en silicona extra suave se adapta cómodamente a todos los tamaños, aportando una mayor presencia para él y sensaciones fabulosas para ella, además su diseño totalmente resistente al agua posee un interfaz de control fácil de usar y 6 modos de estimulación. Al igual que todos los productos LELO, TOR 2 se presenta en una preciosa caja de regalo con una bolsita de satén y garantía total de un año.

Recibiendo anillos así, a una le cuesta cada vez más ser romántica. Y miren que yo lo intento. Pero claro, hay que adaptarse a los nuevos tiempos y ahora tengo la pepeleta de elegir a quién se lo “pruebo”…

Sean malos. Digo… sean felices.