VPH

Una mujer tiene que saber estar en la cama con su marido o con un hombre. Tiene que ser  putísimaRocío Dúrcal dixit en una entrevista en su día. Bonita frase. Tanto que en el biopic que Tele5 ha elaborado sobre su vida y obra, emitido en dos partes los días 27 y 28 de diciembre, se repite casi tanto como el “Yo por mi hija, mato”. Será que a Paolo Vasile le molan los estribillos contundentes… No se tome la frase de la interfecta como un axioma -recuerden: es una folclórica, no una eminencia en Humanismo, Medicina, ni nada-. Porque todo el mundo sabe que tan bueno (o malo) resulta ser muy puta, “putísima”, como no serlo. Amén de que a veces, se puede ser putísima sin querer y otras, por más que se intente, no se logra. Pero, tras esta frase epitáfica, minutos después y en el mismo guión, llega la del cataclismo: “Hemos descubierto un carcinoma en el cuello del útero“, le comunica una doctora a la cantante. Ahí quería yo llegar. ¿Saben Uds la de mujeres que mueren de cáncer de útero? Leí que es una enfermedad que causa que cada día mueran 40 mujeres en Europa y se trata del segundo tumor más mortal entre la población femenina.

Ya hemos superado las navidades (quedan los Reyes, a quienes estoy escribiendo paralelamente a este post un burofax) así que voy a hablarles de un asunto serio: el virus del papiloma humano (VPH). Los condilomas o verrugas genitales se manifiestan como protuberancias del color de la piel, con una superficie rugosa, en los genitales o alrededor del ano. En ocasiones se localizan dentro de la boca, como resultado de un contacto urogenital (esto es, por practicar sexo oral). Están producidas por el VPH, un virus que presenta muy variados tipos de cepas (con distinto grado oncológico) y se transmiten por contacto pene-vagina, vagina-boca, pene-boca y con juguetes sexuales que hayan tocado las verrugas –que a veces salen en sitios donde es imposible verlas-. Se trata de un contagio por contacto directo de la piel con ellas, de ahí que el preservativo sea imprescindible. Algunas infecciones cursan sin síntomas y tanto la mujer como el hombre pueden ser portadores y vehículos de las mismas.

Esa infección cuando aparece en el cuello del útero puede remitir, pero también, en determinado número de casos, termina por malignizarse y producir cáncer del cuello del útero (dependerá del momento en que se detecte y la fase de la enfermedad: puede ser una displasia epitelial leve, CIN I; moderada CIN II, o grave, CIN III, es decir, carcinoma o cáncer). El VPH es una de las infecciones de transmisión sexual más comunes en la actualidad. Aunque su diagnóstico es relativamente fácil cuando aparecen las lesiones, cabe que no se detecte. La posible presencia de infección por VPH hace necesario un exhaustivo estudio del cuello del útero, vagina, vulva, uretra, perineo y ano, siendo recomendable, cuando se constata su presencia, que el especialista examine a la pareja o parejas sexuales.

Para la prevención del cáncer de cérvix, se está incorporando a los distintos planes autonómicos de vacunación el Gardasil, una vacuna, cuya comercialización se anunciaba el 20 de septiembre de 2007 en España, que previene con un 100% de eficacia determinados tipos de cáncer de cuello de útero (no de todos). Se indica el tratamiento, que consiste en tres pinchazos, para niñas de entre 9 y 26 años, preferiblemente antes de que inicien su vida sexual. El precio de cada una de las inyecciones es aproximadamente 140 euros.

Algunas veces, las infecciones por el VPH no se curan, y pueden causar:

- Verrugas genitales.

- Rara vez, verrugas en la garganta, una afección llamada papilomatosis respiratoria recurrente o PRR. Cuando se presenta en niños, se le llama papilomatosis respiratoria recurrente de comienzo juvenil.

- Cáncer de cuello uterino y otros cánceres menos frecuentes pero graves, como cáncer de vulva, de vagina, de pene, de ano y cáncer de la cavidad orofaríngea (parte posterior de la garganta, incluidas la base de la lengua y las amígdalas).

Los tipos de VPH que pueden causar verrugas genitales no son los mismos que los que causan cáncer. No hay manera de saber cuáles personas con el VPH padecerán cáncer u otros problemas de salud. (+info)

En España, las (muchas) famosas que han tenido que ser intervenidas de cáncer de cuello de útero, comentan su enfermedad muy de pasada, puesto que tiene su causa en una ETS y da como pudor… Eso, por supuesto, las que viven para contarlo. A lo largo de estos años, por mi trabajo, he sabido de casos de cinco mujeres de entre 25 y 42 años, amigas más o menos allegadas, que han sido intervenidas para atajar esta enfermedad. Una de ellas, abogada y empresaria, me comentaba que a ella le habían detectado cuatro tipos de virus distintos y añadía: “Poco ha sido para todo lo que ha pasado por ahí abajo”. Porque en esto, ya siento ser pesada, la promiscuidad y la irresponsabilidad de no usar condón, importan.

Foto: Bolsa de 1000 Preservativos por 180,95€. ¡¡¡¡A granel!!! Dermatológicamente testados.  Transparente, liso, fino, con depósito, lubricados sin espermicida. Fabricados con látex natural. Anchura nominal: 54mm.  Sin caja.