Lylou

Dicen que el Diablo mata moscas con el rabo mientras se aburre. Yo, mucho más sencilla, en esos momentos, navego. A veces, visitando mis propios ciberfeudos y, sin esperarlo, encuentro maravillas que -eso es lo gordo- nada he hecho por tener. Se lo digo porque quiero dejarles claro que hoy no hago autopromo de mi boutique online porque sí… ¡Es que no puedo resistirme a compartir con Uds., que tanto me aguantan, este hallazgo!

Queridas lectoras, les recomiendo otro imprescindible en su cajón de juguetes y parafernalias eróticas: una crema con un alto contenido en aceite natural de grano de uva, vitamina E y manteca de cacao, que tiene efectos erotizantes, o eso promete. Se llama Lylou, se aplica sobre los pezones y los labios -no dice cuáles…-, dando un masaje sencillo. Disponible en formato gel de masaje también, y en varios sabores: cereza, naranja y limón y mi favorita: chocolate y canela. Envase dorado, todo glamour, de 7 ml -personalmente, la preferiría en garrafa de 5kg pero… es lo que hay-. Y a precio de Grecia, de Portugal y de Irlanda: 9,95€.

Disfruten de los adelantos del I+D y de todo lo que conlleva tener glándulas mamarias, que no todo van a ser mamografías, ecografías y sujetadores de aros. Enjoy being a Tit Star!

De nada.