Tentación en Manhattan

Acabo de volver del pase de prensa de Tentación en Manhattan. Al leer la convocatoria, no voy a ocultar que ante eso de “la fresca y sofisticada comedia protagonizada por la estrella de Sexo en Nueva York SARAH JESSICA PARKER y PIERCE BROSNAN“, desconfié. Pero les adelanto, así, a bocajarro, dos cosas: una que he descubierto las dotes interpretativas de la actriz que da vida a mi alterego; un talento que, hasta la fecha, se me debía de haber escapado… Y la otra: que el guión es muy bueno. No podía ser de otro modo, habiéndola dirigido  Douglas McGrath (Emma, de Jane Austen) y escrita por Aline Brosh Mckenna, la guionista de El Diablo Viste de Prada y 27 vestidos -vamos que no lo ha perpetrado el equipo de Cuéntame…- y se basa en la novela de Allison Pearson “La vida frenética de Kate”. Y me he reído. Vale, pongamos que yo soy imbécil -hay días en que no cuesta demasiado, ¿verdad?-, pero sepan que los reputados críticos de cine que estaban agazapados muy cerca de mí en la penumbra, se han reído y bien a gusto ante determinadas frases. Ah, y por si fuera poco, no es amibarada, ni predecible; quiero decir, que me ha interesado, que la encuentro creíble y realista. De Pierce Brosnan me limito al típico “quien tuvo retuvo” -que es como decir que una chica es maja- y de la Parker pues… que está estupenda y sí, a ella también se le van notando los años (y eso a pesar de que, como ya sabemos todos, en su vida hay muchas, muchas agujas aparte de las de sus estilettos). Frivolidades despachadas, dejen que les cuente de qué va, que la he comprendido aunque que me ha estado llamando Mr Big -él se tira a otras pero a mí no de deja escapar. Me siento un sioux, atrapada en su reserva-. Es el retrato del día a día de una ejecutiva que vive a caballo entre Boston y Nueva York y se ve obligada a hacer malabarismos para atender a su pareja (Greg Kinnear, mono, pero tampoco es el que era…), sus hijos y un nuevo proyecto profesional que la llevará a conocer una nueva forma de tentación: su nuevo y encantador socio (Pierce Brosnan).

Se estrenará el próximo 21 de octubre. No pueden perdérsela. Lo digo en serio. Van a empatizar con la historia siempre que sepan lo que es madrugar un día en una gran cuidad durante este milenio; no hace falta ser esposa, ni madre, ni ejecutiva, ni hetero, ni amiga, ni broker, ni fiel, ni infiel, ni vaga, ni workaholic… Y si son todo eso a la vez, vayan, que disfrutarán.