Tipos de amor

Si digo que las mejores conversaciones se mantienen en la penumbra, entre sábanas y susurrando, no creo que nadie se atreva a contradecirme (quizá sí a envidiarme…). El otro día, no fui capaz de recordar la lista entera de las clases de relación que puede haber en función del porcentaje de cada uno de los elementos que se entremezclan en ella, aquellos que son consustanciales al amor. Como me parece interesantísima -y porque tengo palabra-, la he localizado y aquí está, for your eyes only.

Sternberg, autor de la Teoría Triangular del Amor identifica siete <<estilos de amar>> según las posibles combinaciones de intimidad, pasión y compromiso dentro de una relación.

- Amor vacío: donde existe compromiso, pero no intimidad ni pasión (esas parejas que comen en un restaurante sin mirarse ni dirigirse la palabra…).

- Amor tonto: hay pasión e intimidad, pero no compromiso (tras la llamarada inicial y el cortejo, ven que no hay nada que les une, salvo el sexo).

- Amor de agradar: es intimidad sin pasión ni compromiso (se trata más bien una amistad estrecha).

- Amor romántico: hay pasión y compromiso, pero sin intimidad.

- Amor de chifladura: tiene pasión pero no intimidad ni compromiso.

- Amor de compañerismo: se compone de intimidad y compromiso, pero le falta pasión; típico en las relaciones largas.

- Amor consumado: contiene la mezcla perfecta de intimidad, pasión y compromiso. Pocas parejas experimentan constantemente ese tipo de amor.

Parece breve y “sencilla”. Si lo piensan, verán que no.