Bob Sinclair

Ya les avisé del programa de MADO2011 para este fin de semana. Siento no poder extenderme en detalles (que es lo mejor siempre, ya lo siento) pero anoche me lo pasé como hacía tiempo, a pesar de ir vestida. Llegamos a Callao a ver la actuación de Camilo Sexto y ya me quedo afónica cantando live sus temas. Sigue la elección de Mr Gay 2011, que recae en Mr. Murcia. Presenciamos un show de baile de los de Fama y… ¡Tachántachán!: Camela. Como lo oyen. Y yo bailándomelo todo, no se crean, y llamando a Mr Big que no daba crédito a que tuviera el detalle de hacerle partícipe de tan especial instante: Camela en directo vía móvil.

Enfilamos tacones a la Plaza De España, que era un maxibotellón de los de agárrese señora Botella. Un par de rodeos y… Alfonso Llopart in person -para que se sitúen: el que organiza todo-, nos cuela en el backstage -que es como mi elemento natural, pero sin el como-, y esos mismos tacones míos, de pronto van a su aire, y bailan y bailan… Juro que no pensaba yo darle un toque tan personalísimo a este blog, pero no me puedo sujetar y, toda chula, les enseño una foto que me hizo mi amigo Raúl con Bob Sinclair, que es como David Guetta otro enfant terrible, y uno de los deejays más importantes de la escena House, de cuyos oblicuos me quedé prendada tiempo ha y cuya versión de Raffaella Carrá me vuelve (aún más) loca. Les pido por favor que no me breen por la falta de nitidez; está disparada con un teléfono de esos que tienen hasta lavadora, pero no siempre dan la calidad que prometen. Parecen hombres, ahora que lo pienso… Y después mejor me ahorro contarles todo lo que me pasó… Quiero decir, que se me hace tarde y tengo que convertirme de nuevo en un ser humano lo más deseable posible, que a las 18h., empieza la Manifestación.