Bacira: un lugar donde salir a cenar sin engordar

Quienes solemos estar a dieta o tratamos de cuidarnos nos resulta muy difícil encontrar un restaurante que se adapte a nuestras necesidades y en el que no tengas que tomar la típica ensalada y un segundo de proteína a la plancha.

Hace unos días he descubierto un lugar de cocina fusión que puede hacer las delicias de todos los que queremos comer saludable. Se llama Bacira y elabora una cocina fusión donde aúna los sabores de Asia y Perú con los productos mediterráneos.

La carta cambia según la temporada. Pero de momento su menú de verano es fresquito y ligero. Además el local es bonito y acogedor y con pocas mesas y, algo que cada vez se aprecia más, se puede hablar porque está bien insonorizado.

Nada más llegar te ponen una aperitivo que suele ser ligero en esta época como gazpacho o una crema fría de verduras. Está especialmente conseguido el gazpacho de cereza.

Para empezar recomiendo probar la ostra francesa con ponzu cítrico ensalada de algas hijiki con tobiko y mizuna. Un bocado sorprendente para el paladar. Mizuna es una planta verde que se utiliza en Japón para las ensaladas y tobiko son las huevas del pez volador.

Otro plato muy apetecible, sano y proteico es la anguila ahumada con ricotta, tomates secos, brotes tiernos y quinoa crispy. Hay a quien el sabor del ahumado le oculta el resto de sabores pero en este caso su acompañamiento casa perfectamente con la anguila para que el sabor no sea excesivo en el plato.

El Esturión ahumado con huevas de mujol, crema de lemon grass y cebolleta, es quizás un poco menos ligero que los anteriores. Con un toque thai gracias al lemon grass supone una explosión de texturas y sabores en la boca.

Como platos especialmente ligeros, cuenta con dos tipos ceviche: el de corvina y el de gamba blanca de Huelva con vieiras a los 3 ajíes. Los dos son deliciosos, aunque el segundo es más original ya que el ají o chile le da un punto picante muy diferente. En este caso utilizan tres variedades.

El tiradito de lubina a la bilbaína y el de dorada con vieiras de la Patagonia y salsa huancaína son también riquísimos. No dejan de ser láminas de pescado y lo que puede engrdar más es la salsa. El que ha probado, además de la dorada y las vieiras a la plancha, chile molido, cilantro, escamas de sal maldon y una salsa cremosa de huancaína ( ajíes peruanos) que es deliciosa, es bastante ligera.

Y en un restaurante de este tipo no puede faltar un tartar de atún picante tan socorrido para las dietas. En este caso está acompañado de aguacate, de alga wakame (que le da un sabor a mar especial) y un toque de cítrico de pomelo. Nada que ver con la moda de tartares que ha proliferado en la mayoría de los nuevos restaurante fusión que se han abierto en Madrid.

De los segundos platos, es difícil elegir alguno que sea ligero, pero entre ellos los que menos engordan son el steak tartar con cebolleta china, huevo hilado y mostaza verde y el pulpo a la parrilla con ensalada de quinoa, causa limeña al ají amarillo, oliva peruana y chimichurri de cilantro. Este último lleva patata pero al menos está cocida y no frita.

En cuanto a los postres olvidaros de ellos si queremos seguir una dieta ya que es lo que más engorda. Quede claro que si te quedas en casa la dieta será más fácil pero si han decidido salir sin saltarte la dieta en exceso te lo recomiendo encarecidamente.

Bacira
c) Castillo, 16
28010, Madrid
Teléfono: 91 866 40 30
info@bacira.es
Precio medio: 30-35

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *