¿Has probado ya el jumping fitness?

¿Conoces la nueva moda deportiva? Aunque hay quien sitúa su nacimiento en Brasil, hace aproximadamente cinco años, desde la página oficial de jumping fitness en España aseguran que nació en 2001, cuando dos jóvenes instructores checos de spinning y aerobic decidieron innovar en sus prácticas deportivas.

Y dieron, por casualidad, con una cama elástica circular. ¿Cómo podrían integrarla en sus ejercicios? “Pensamos en acoplar el manillar de la bici estática a la cama elástica, lo intentamos todo, pero no acababa de funcionar. Aun así, creamos la primera fase de lo que fue conocido como trampolín jumping”, recuerdan estos dos monitores.

jumping fitness

Con el paso de los años, fueron mejorando su peculiar invento y hoy, el jumping se ha convertido en uno de los deportes más de moda, ganando adeptos allá donde va, incluido España. Es un sistema de entrenamiento físico dinámico, desarrollado sobre una cama elástica hexagonal sin muelles. Sus creadores buscaban ejercitar cuerpo y mente, ya no solo a través del estímulo físico, sino también de la diversión.

Las clases de jumping, que suelen rondar los 45 minutos, combinan saltos rápidos y lentos, variaciones de pasos aeróbicos tradicionales, sprints dinámicos y elementos de ‘power sports’ o deportes de potencia. La exigencia de los ejercicios garantiza que todo tu cuerpo se va a ver fortalecido, especialmente los abdominales, los glúteos y las piernas.

Se trata de un entrenamiento que pueden practicar personas de todas las edades, ya que al amortiguar el impacto en la cama elástica, no lesiona las articulaciones. Además, según sus promotores, media hora de jumping quema el triple de calorías que media hora de running, por lo que se convierte en un deporte muy eficaz para perder peso.

Todo depende de la cama elástica

La base del jumping es la cama elástica, que permite realizar un ejercicio seguro de alta calidad. Durante sus 13 años de historia, JSTB Internacional (Compañía madre del jumping) ha probado muchos tipos de cama elástica, adaptando y mejorándolas para cubrir de la mejor manera posible las necesidades de este deporte.

La estructura de estas camas, también llamadas trampolines, se compone de un esqueleto tubular de acero hexagonal y un manillar. La base del trampolín cuenta con un tapiz cubierto de polipropileno, que lo protege del desgaste por uso. El tapiz está sujeto a la estructura de acero por una goma trenzada entre sí. Su construcción y forma han sido seleccionadas de manera cuidadosa y minuciosamente probadas con el fin de permitir el complicado compromiso entre la fuerza, tamaño, exigencias de seguridad y diseño para permitir una mayor libertad de movimiento durante el entrenamiento y garantizar, a su vez una máxima vida útil de la cama elástica. Las seis patas de acero que soportan la estructura aguantan hasta 120 kilos máximos de peso.

jumping trampolin

Dónde se puede practicar

Actualmente, más de 50 gimnasios de toda España imparte clases de jumping entre su oferta deportiva. Cataluña, País Vasco y Madrid son las comunidades autónomas que disponen de más centros, aunque la oferta ya está llegando a todas las capitales de provincia y también a pequeños municipios como Puertollano en Ciudad Real o Ibi en Alicante. Así mismo, Jumping-fitness en España forma a 30 monitores nuevos cada semana, por lo que la oferta de centros que ofrecen este deporte va en aumento.

En resumen, si quieres ponerte en forma de manera eficaz y divertida, ve buscando tu centro más cercano. El jumping está de moda. ¡Prepárate a sudar!

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *