¿Puede mejorar el Ginkgo biloba tu salud?

El ginkgo biloba es un árbol único en el mundo. No tiene parientes vivos que se conozcan, por lo que se considera el único miembro de la división Ginkgophyta. Constituye, por tanto, uno de los mejores ejemplos de ‘fósil viviente’ conocido. Procedente de China, allí se le conoce por “albaricoque plateado”, mientras que en algunas partes del país lo llaman “fruta blanca”.

También se le conoce como “el árbol de los 40 escudos”, pues ese fue el precio que pagó un aficionado parisino a un horticultor inglés por la compra de cinco ginkgos al precio de 40 escudos cada uno.

ginkgo biloba

El Ginkgo es una de las especies de árboles más antiguas, pues puede vivir alrededor de 1.000 años y alcanzar una altura de 30 o 35 metros. Es un árbol robusto que resiste el ataque de insectos y hongos. Además, sobrevive a muy bajas temperaturas.

Muchas propiedades saludables

Las hojas del Ginkgo biloba contienen flavonas (quercetol, kenferol, etcétera), lactonas terpénicas (ginkgólidos) y fitosteroles. Sus hojas poseen efectos venotónicos, es decir, favorecen la circulación venosa, evitando que aparezcan varices. Además, actúan como neuroprotectoras, vasodilatadoras a nivel periférico, antiagregante plaquetario –para evitar trombos-, antihemorroidal, diurético y antioxidante.

Así mismo, su uso principal se da en el tratamiento de problemas de  memoria y concentración, deterioro cognitivo relacionado con la edad y para desacelerar el progreso de los trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Alzheimer y  otras formas de demencia.

En la medicina tradicional china, las semillas de este árbol se han tomado también para combatir las flemas en ataques asmáticos y bronquitis. Sirve a su vez como antialérgico, para tratar la incontinencia urinaria, la enuresis infantil, la inflamación de la vejiga y hasta como revulsivo sexual.

Sin embargo, consumir las semillas no es tan sano como parece. Diversos estudios científicos niegan tales beneficios y, lo que es peor, advierten sobre un peligro de intoxicación muy elevado, sobre todo si se toman frescas. De hecho, en algunos blogs nutricionales como este, aseguran que tomar más de 10 semillas tostadas al día puede causar dificultad para respirar, pulso débil, convulsiones y pérdida de conciencia. Frescas son mucho más tóxicas, puesto que son venenosas. Por tanto, parece mucho más seguro consumir las hojas secas y usar solo las semillas para plantarlas y tener un bonito árbol que nos dé muchas hojas.

ginkgo biloba 03

Dónde encontrarlo

En cualquier herbolario es fácil encontrar Ginkgo biloba. Al igual que el ginseng, se vende en cápsulas. Depende de la marca y de la certificación que tenga, el precio por 60 cápsulas puede variar entre los siete y los treinta euros.

Igualmente, no es difícil encontrar por Internet páginas webs que ofrecen las semillas de este árbol. Además, son muy económicas y como es una especie que aguanta bien el frío, su arraigo en nuestra tierra está asegurado. Tanto es así que muchos ayuntamientos los plantan en parques y jardines. Pero, a la hora de comprar, es importante adquirir semillas masculinas, pues los árboles femeninos producen unos frutos cuya pulpa emite un olor nauseabundo cuando está madura por su riqueza en ácido butírico.

ginkgo biloba fruto

Por suerte, en el Ginkgo biloba las semillas femeninas son diferentes a las masculinas. La cáscara de las semillas femeninas tiene sólo dos valvas, mientras que la de las semillas masculinas tiene tres. Aun así, su crecimiento es muy lento, pues las primeras flores no las dará hasta pasados al menos 20 años desde su plantación. Eso sí, su longevidad es muy alta, pudiendo vivir más de un milenio.

En resumen, si quieres mejorar tu circulación sanguínea y luchar contra enfermedades como el Alzheimer, las hojas de ginkgo son un gran remedio.

Ginkgo_biloba 02

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *