Tres superalimentos que llegan con el invierno

Ha llegado el invierno con un temporal que ha dejado aturdida a media España. El frío vuelve a hacer acto de presencia y el eterno verano que nos acompañó hasta prácticamente octubre ya no es más que un bonito recuerdo. Vuelven las temperaturas gélidas y la nieve. En esta época, se reducen los niveles de serotonina, por lo que el cuerpo tiene la necesidad de cubrirlos con alimentos altos en carbohidratos. Aun así, muchos son los alimentos típicos de estos meses y que ayudan al organismo a mantenerse en buen estado a pesar del frío exterior. Destacamos tres de estos superalimentos.

bacalao superalimentos invierno

Kiwi

En Galicia, territorio de contrastes, de mar y montes exuberantes, siempre acogedor y verde, crecen casi la mitad de los verdes kiwis de España. Nuestro país es uno de los mayores consumidores de esta fruta en Europa, con casi 2,7 kilogramos por persona y año. Un producto que tiene su origen en China y Nueva Zelanda, pero que en España se cultiva desde hace muchos años en Galicia (65%), Asturias (2%), Cantabria (2%), País Vasco (5%) y Navarra (3%).

El kiwi es muy recomendable para las dietas de adelgazamiento porque nos sacia y nos ayuda a bajar de peso, ya que más el 80% de su composición es agua. El kiwi aporta vitamina C. Es su principal nutriente, pues cuenta con 98 mg por cada 100 gramos de vitamina C, más incluso que las naranjas y el doble que los limones. Solo superado por guayabas y grosellas, una pieza de kiwi nos aporta más del 80% de la vitamina C que necesitamos cada día. Esta vitamina refuerza el sistema inmunitario, rebaja la hipertensión y reduce el riesgo de sufrir cáncer o padecer alergias y resfriados.

Además, es un buen antioxidante y reduce el estreñimiento al tratarse de una fruta repleta de fibra soluble. Ayuda en la digestión y mejora el tránsito intestinal. Pero se aconseja tomarla especialmente en el desayuno, para que sus propiedades puedan desarrollarse a lo largo de todo el día. Además, reduce el estrés  los nervios gracias a su alto contenido en vitamina C.

kiwis superalimentos invierno

Coliflor

Muchas personas no consumen esta rica hortaliza por el olor que desprende al cocinarla. Sin embargo, la coliflor es uno de los vegetales más ricos en nutrientes y minerales que podemos encontrar en invierno. Contiene vitamina A y K, magnesio, potasio fósforo. Su alto contenido en vitaminas B como el folato, la niacina o la riboflavina la convierten en una verdura idónea para las embarazadas.

Asimismo, es una hortaliza esencial para tener una digestión óptima pues es una importante fuente de fibra y muy diurética pues su alto contenido en agua y su bajo contenido energético la convierten en un alimento ideal para dietas de control de peso.

coliflor superalimentos invierno

Bacalao

Aunque siempre suelo hacer más hincapié en frutas y verduras, el mes de diciembre es también idóneo para el consumo de bacalao fresco, una especie de pescado de mares fríos que se pesca principalmente en las costas del Atlántico norte. Se considera pescado blanco, pues su carne es magra y es en el hígado y en la piel donde acumula gran parte de la grasa. A nivel nutricional destaca por su alto contenido en Vitamina D, selenio y Omega 3. El selenio es muy importante para la integridad de las células, pues participa en su protección frente a los agentes que pueden oxidarlas. Es un mineral que no abunda en muchos alimentos, pero en cambio, con solo 200 gramos de bacalao se cubre el 60 o 70% de la cantidad diaria recomendada.

Asimismo, la poca grasa que contiene está constituida por ácidos grasos omega 3 y con una ración normal obtenemos cerca del 80% de la cantidad diaria recomendada. Como ya hemos contado en otros artículos, estos ácidos grasos se encuentran principalmente en las nueces y en el pescado azul, como la caballa o el salmón. Su elevado consumo aumenta considerablemente el tiempo de coagulación de la sangre, lo cual explica por qué en comunidades que consumen muchos alimentos de este tipo (japoneses, inuit o pueblos esquimales) la incidencia de enfermedades cardiovasculares es especialmente baja.

Aun así, cabe matizar que es mucho mejor consumir el bacalao fresco, pues el salado no es tan saludable por su alto contenido en sal, aunque puede reducirse la cantidad si se pone a remojo. Las personas con hipertensión arterial o alteraciones en la retención de líquidos tienen que evitar esta última opción y decantarse exclusivamente por su consumo fresco. Si eligen la opción salada tendrán que desalarlo de manera exhaustiva.

En resumen, muchos son los alimentos que nos acompañan en esta nueva temporada que hoy comienza. Desde el brócoli a las naranjas y las mandarinas, grandes protagonistas también de los meses invernales. De todas formas, y como siempre aconsejamos en este blog, lo mejor es tomar una dieta variada, equilibrada y evitar los excesos, tan comunes en estas fechas. ¡Buen apetito!

mandarinas superalimentos invierno

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *