Fitflamc: arráncante con unas sentadillas por bulerías

Estamos acostumbrados a hacer ejercicio a ritmo de salsa, de bachata, de merengue o de música brasileña. También de música electrónica, techno o house, especialmente en las clases de spinning. Sin embargo, pocos habrán imaginado ponerse a tono echando mano del flamenco. En Córdoba, este género, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, ha traspasado la música para llegar al fitness, pues la modelo cordobesa María Carrillo ha inventado Fitflamc, un método donde las sentadillas se hacen por bulerías.

Por bulerías, tangos, rumbas o alegrías, Carrillo, que fue Miss Córdoba en 2002, ha cogido los palos del flamenco, algo que lleva en la sangre por tradición familiar, y los ha adaptado a los ejercicios típicos de una clase de fitness, de manera que las sentadillas, las abdominales, los estiramientos y el fortalecimiento de glúteos se hacen a la flamenca.

Fitflamc flamenco

Fitflamc ya está presente en medio centenar de gimnasios de toda España -Burgos, Sevilla, Barcelona, Córdoba- y la proyección internacional está pendiente de ultimar detalles, tal y como ha contado Carillo a la agencia Efe en una sesión de esta innovadora técnica en el gimnasio cordobés ‘Hidrosport’.

María Carrillo ha desfilado en pasarelas internacionales tras ganar el concurso de belleza y representara a Córdoba en el certamen nacional, pero al convertirse en mamá se vio con treinta kilos de más y sin poder hacer el ejercicio físico con el que se mantiene en forma una modelo porque estaba dándole el pecho a su hija.

“¿Desfilas en Gaudí novias?”, le propusieron con ese panorama y, dado que ella es una flamenca todoterreno que no le teme a nada, aceptó el trabajo y se puso música ‘flamenquita’ en el móvil y empezó a combinar pasos de fitness con movimientos de manos y piernas hasta que el día del desfile logró “subir la cremallera del vestido”.

A partir de entonces, Carrillo contactó con un grupo de expertos médicos y deportistas y ha desarrollado un manual con los pasos que de flamenco y de fitness de los que se compone este método y en el que ya están formadas 45 monitoras en toda España.

Apto para peques y mayores

No se trata de una actividad pensada para expertos en este arte; “lo único que tienes que tener es ganas y alegría”, comenta con su permanente sonrisa y arte natural Carrillo, que explica que “los pasos son asequibles para todo el mundo”, pues el “sistema es ondulatorio; hay pasos de bajo y alto nivel para ir recuperando oxígeno con el ejercicio”.

Lo hacen niños en colegios, ancianos en centros de mayores, Fitflamc está recomendado “para quien quiera pasar un rato divertido, escuchando música como si estuviera en una caseta de feria” y además, con la garantía de quemar hasta 700 calorías por sesión.

Con Fitflamc se fortalecen las piernas, los brazos, el abdomen sin sufrir agotadores sesiones de gimnasio. Las alumnas de Hidrosport, uno de los centros de la capital cordobesa donde se dan clases, no paran de reír y aseguran que es un “momento antiestrés donde descargas la tensión acumulada del día, escuchas música ‘flamenquita’ y desconectas de todo.

Y es que Fitflamc representa el flamenco del siglo XXI: cercano, divertido, “asequible para todo el mundo; no hace falta ser un entendido ni un experto bailaor” y explica que lo que pretenden es trasmitir alegría de vivir. Y qué mejor manera de hacerlo “cogiendo el compás” con mayas, volantes y deportivas.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *