¿Tienes diabetes y no lo sabes?

Hace unos días, tal y como publicamos en Republica.com, saltó la alarma: En España hay más de 5,3 millones de personas con diabetes, una patología crónica que se ha convertido en la gran amenaza sanitaria del siglo XXI, y más del 43% de los enfermos no sabe que la padece hasta que las complicaciones asociadas a dicha enfermedad se hacen más que patentes.

A nivel mundial, los datos son tan alarmantes como a nivel nacional: la diabetes afecta a más de 400 millones de personas de todo el mundo frente a los 108 millones de pacientes que había a principios de los años 80 del siglo pasado. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la diabetes afecta al 8,5% de la población mundial, especialmente en países con un menor desarrollo socioeconómico. Más de 3 millones de personas mueren al año a causa de la enfermedad. Pero, lo más importante, ¿cómo se puede detectar?

diabetes 01

Síntomas de la diabetes tipo 2

Es posible que las personas con diabetes tipo 2 no presenten ningún síntoma al principio. Por eso, han de estar muy atentos a los síntomas que poco a poco irán surgiendo:

  • Aumento de sed y hambre
  • Micción frecuente
  • Pérdida de peso
  • Visión borrosa
  • Sensación de mucho cansancio

Asimismo, las personas con diabetes tipo 2 pueden presentar problemas como

  • Infecciones en la piel, encías o vejiga
  • Cicatrización de lastimaduras o moretones más lenta que lo habitual
  • Hormigueo o adormecimiento de los miembros

Aun así, la única opción para evitar el avance de la diabetes es ser conscientes de los factores de riesgo que alteran los niveles de glucosa en sangre. Según la OMS, 30 minutos de actividad física de intensidad moderada casi todos los días y una dieta saludable pueden reducir drásticamente el riesgo de desarrollar diabetes.

running diabetes

¿Estoy en riesgo?

Aunque no existen síntomas hasta que avanzada la enfermedad, sí existen una serie de factores de riesgo cuya presencia individual o en grupo pueden conducir a sospechar que existe prediabetes:

  • Edad: por encima de los 45 años aumenta el riesgo de desarrollar diabetes.
  • Obesidad: en concreto la presencia de grasa abdominal.
  • Dieta pobre: consumo de alimentos ricos en grasa en detrimento de frutas y verduras.
  • Poca actividad física.
  • Diabetes gestacional durante el embarazo.
  • Antecedentes familiares.

¿Qué pruebas necesito realizar?

Las dos pruebas que se realizan en la actualidad para detectar la prediabetes son el examen de glucosa en sangre en ayunas y la prueba de tolerancia a la glucosa.

  • Glucosa en ayunas: Es la prueba más común y se realiza en ayunas, al menos 8 horas después de haber comido. Consiste en un análisis de sangre a través del que se miden los niveles de glucosa, si estos se encuentran entre los 100 y los 125 miligramos por decilitro (mg/dl) se considera que existe prediabetes.
  • Tolerancia a la glucosa: Consiste en tomar una bebida con alto contenido en glucosa y dos horas más tarde realizar otro análisis de sangre que muestra la capacidad del organismo para procesarla. La prediabetes está presente en el individuo si los niveles de glucosa se encuentran entre 140 mg/dl y 200 mg/dl.

¿Cómo evitar su desarrollo?

La prediabetes puede curarse, es decir, los niveles de glucosa en sangre pueden modificarse hasta situarse en los niveles normales por debajo de los 100 mg/dl. La clave está en seguir controles periódicos y realizar cambios en el estilo de vida. Para conseguirlo, todos los expertos consideran cuatro factores clave:

  • Dieta mediterránea, aceite de oliva y nueces. La dieta mediterránea es muy beneficiosa para luchar contra la diabetes y se aconseja el consumo de aceites de origen vegetal, así como la ingesta de legumbres y frutos secos como las nueces para reestablecer el equilibrio de la glucosa en sangre. Asimismo, hay que eliminar la grasa de los productos cárnicos y dar prioridad a carnes blancas y pescados. Eliminar los productos grasos y los azúcares es también muy importante, sustituyéndolos por productos integrales.
  • Reducir de peso y hacer ejercicio. Caminar rápido es una de las alternativas más populares entre quienes no practican deporte. La piscina o la bicicleta estática también son buenas alternativas.
  • Vitamina D: La insuficiencia de esta vitamina también disminuye la síntesis y secreción de insulina, una hormona clave para el funcioamiento de la glucosa en el organismo. Si quieres saber cómo conseguir buenos niveles de esta vitamina, consulta este artículo que publicamos hace unos meses.

dieta mediterranea diabetes

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *