Remedios contra la astenia otoñal

astenia-otonal 01El verano ha sido largo, pero el otoño ha entrado de lleno en nuestras vidas. Han vuelto las lluvias, han bajado las temperaturas y el sol se esconde cada vez antes. Mantener el ritmo de trabajo en estas semanas cuesta, pues venimos con las pilas cargadas del verano y este cambio de tiempo nos agota.

Por eso, no es de extrañar que nuestra salud y nuestro humor se vean afectados durante este proceso de adaptación. Es posible, por tanto, que aparezca la astenia otoñal, mucho menos conocida que la primaveral, pero que también afecta a nuestro estado de ánimo y a nuestras defensas. Esta especie de “depresión otoñal” surge como un síndrome leve y temporal que tiende a durar varios días o algunas semanas, caracterizado por la aparición de síntomas característicos y propios que suelen aparecer sobre todo por una mala adaptación de nuestro organismo a los cambios estacionales.

Hay incluso estadísticas referentes a este tema que aseguran que afecta en torno al 6% de la población, sobre todo a mujeres mayores de 40 años, aunque también afecta a muchos hombres. En Natursan.net explican que lo más normal es que las personas que lo sufren “se sientan cansadas, tristes, apáticas, decaídas, con dificultades para dormir y para concentrarse”. Durante esos días se sienten somnolientas, con pocas ganas de salir de casa o de llevar a cabo cualquier tarea. Y mucho menos de seguir el frenético ritmo de nuestro día a día.

Debemos tener en cuenta, añaden en Natursan, que la luz solar es fundamental en la producción de la melatonina y la serotonina, dos hormonas indispensables para nuestro estado de ánimo, la regulación del hambre, la temperatura del cuerpo o la producción de energía. Y es que cuando la luz solar disminuye tenemos más sueño (se produce una mayor cantidad de melatonina) y nos sentimos más tristes (se produce menos serotonina). Esta caída de temperatura y de luz solar ocasiona un desorden biológico en nuestro cuerpo que causa la aparición de todos estos síntomas.

¿Cómo reducir sus efectos?

Aunque no lo creas, reducir los efectos de la astenia otoñal es muy sencillo, solo es necesario seguir algunos consejos.

En primer lugar, es muy importante cuidar tu alimentación, que sea variada y equilibrada, rica en vitaminas, minerales, fibra, proteínas, grasas saludables e hidratos de carbono. Así nuestro sistema nervioso estará en buen funcionamiento y nuestras emociones y estados de ánimo regulados.

Necesario a su vez optar por los alimentos de temporada, pues son los más saludables. En octubre-noviembre es el momento de frutas como los arándanos, las granadas, las naranjas y las mandarinas o los pomelos. Y en cuanto a verduras, acelgas, alcachofas, berenjenas, coles de Bruselas o setas. Tampoco viene mal añadir a la dieta alimentos estimulantes y antidepresivos como el pavo, la leche, el queso, la soja, el chocolate o los plátanos. Sin alimentos ricos en triptófano, una sustancia que afecta directamente a la producción de serotonina.

verduras frutas astenia otoñal

Por último, dormir las horas necesarias y mantener un horario fijo a la hora de acostarnos y levantarnos y practicar ejercicio físico para descansar mejor. De hecho, unos 40 minutos de ejercicio diario nos permite relajarnos y aumentar la secreción de hormonas, que nos ayudarán a sentirnos mejor.

Así que ya sabes, combate la astenia otoñal con tus mejores armas. ¡Que el cambio de tiempo no pueda contigo!

astenia otonal 02

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *