Pon quinua en tu dieta

La quinua es un pseudocereal que se cultiva principalmente en la cordillera de los Andes. Su producción se concentra especialmente en Bolivia y Perú y aunque todavía sus índices de exportación son bajos, poco a poco se puede encontrar en nuestros supermercados y herbolarios.

La quinua se cultiva en la zona de los Andes desde hace unos 5.000 años. Al igual que la patata, fue uno de los principales alimentos de los pueblos australes, andinos preincaicos e incaicos. El nombre, en quechua, significa ‘cereal madre’ y desde la llegada de Colón hasta prácticamente nuestros días, estos granos apenas han salido del cono sur. Pero llegó 2013. Y ese año, la ONU decidió declararlo como el año de la quinua –o quinoa- y le puso el valorado apelativo de ‘súperalimento’. Era, sin duda, el espaldarazo que necesitaba este pseudocereal para conquistar el mundo.

quinua

Pero, ¿qué la hace tan especial? La quinua provee la mayor parte de sus calorías en forma de hidratos complejos, pero también aporta cerca de 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos y ofrece alrededor de seis gramos de grasas en igual cantidad de alimento. Si la comparamos con el resto de cereales, la quinua contiene muchas más proteínas y grasas, aunque sí es cierto que en su mayoría son insaturadas, destacando la presencia de ácidos omega 6 y omega 3.

Asimismo, cabe destacar su gran aporte en micronutrientes, pues contiene potasio, calcio, fósforo, magnesio, hierro y zinc, además de vitamina B y E, con función antioxidante. Por último, contiene alto aporte de fibra, ya que puede alcanzar los 15 gramos por cada 100 gramos, siendo mayormente fibra de tipo insoluble. En resumen, su particularidad más importante, y para resumir tantas cualidades en una línea, es que es el único alimento de origen vegetal que contiene todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas. Y encima, ¡no contiene gluten! Es decir, todo un ‘súperalimento’.

Lucha contra el hambre

Desde que la ONU lanzara tal campaña de márketing, la quinua es el alimento de moda en países como Estados Unidos y las economías bolivianas y peruanas las grandes beneficiadas. Los cereales que salen de este cereal se tuestan y de ahí sale una harina que se utiliza en múltiples recetas de la dieta andina. Pero también se usa como guarnición y es tan versátil que con ella se fabrica hasta la chicha, una bebida parecida a la cerveza que se hace con cereales fermentados.

La ONU quiso destacar sus cualidades en 2013 para intentar convertirla en un alimento contribuyente a la seguridad alimentaria mundial. Y es que la quinua es muy fácil de cultivar y se adapta de manera extraordinaria a todo tipo de climas y terrenos. Según explica la FAO, crece con humedades relativas desde el 40 hasta el 88% y soporta temperaturas desde -4 a casi 40 grados. Además, es una planta eficiente en el uso de agua, es tolerante y resistente a la falta de humedad en el suelo y permite producciones aceptables con precipitaciones de 100 a 200 milímetros. Por eso, Naciones Unidas vio tan fácil su cultivo y consumo que no dudó en considerarlo como un alimento idóneo para mitigar el hambre en el mundo.  

cultivo quinua quinoa

Recetas con quinua

En la web quinoarecetas.es podéis encontrar decenas de recetas con quinua. Se cocina en 15 o 20 minutos y puede ser utilizado en una gran variedad de platos, desde el desayuno hasta el postre. Por la mañana puedes tomarlo como cualquier otro cereal, mezclándolo con pasas, canela, leche… Al mediodía, se puede cocinar de manera más consistente, acompañándolo con ensaladas, pollo, frijoles o vegetales salteados. Y es que sus posibilidades en la mesa son infinitas. ¿Qué más se puede pedir?

quinoa receta quinua

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *