La importancia de comer fruta durante el embarazo

fruta embarazo

Una manzana al día, de médicos te ahorraría. El viejo refrán esconde una verdad que va mucho más allá de las manzanas, pues comer fruta es una práctica muy saludable que reduce considerablemente el riesgo de padecer enfermedades de corazón o cerebrales. Pero ahora, un nuevo estudio demuestra que los beneficios de la fruta llegan antes incluso de haber nacido, es decir, en el útero de la madre.

Este estudio, publicado en el periódico EbioMedicine, demostró que las madres que comían más frutas durante el embarazo daban a luz a niños y niñas que, al cumplir el año, habían tenido un desarrollo mayor y más saludable. Piush Mandhane, autor principal del artículo y profesor de Pediatría en la Universidad de Alberta, llegó a esta conclusión tras analizar el Canadian Healthy Infant Longitudinal Development (CHILD), un estudio canadiense donde se analiza la salud de más de 3.500 recién nacidos del país y sus familias, así como su evolución durante los primeros meses.

“Queríamos saber si podíamos identificar qué factores afectan al desarrollo cognitivo del bebé”, explica Mandhane. “Y hemos encontrado que uno de los mayores indicadores que afectan a este desarrollo era el consumo de fruta de la madre durante el embarazo. Los niños y niñas con mayor desarrollo cognitivo habían nacido de madres que habían comido mucha fruta en los meses de gestación”.

El estudio examinó datos de 688 niños de Edmonton y tuvo en cuenta factores externos que pudieran haber afectar al desarrollo normal de los niños, como la situación económica de la familia o el nivel educativo de los padres. Y utilizando un test de inteligencia modelo, donde 100 de CI es el promedio y la desviación estándar es de 15 puntos por arriba y por abajo (85-115), el estudio de Mandhane concluía que si las madres embarazadas habían comido entre seis o siete piezas de fruta o zumos naturales al día, sus hijos tenían un promedio de CI entre seis y siete puntos por encima de la media en el primer año de edad.

“Es una diferencia bastante considerable, pues es la mitad de la desviación estándar”, explica el profesor. “Sabemos que cuanto más tiempo está un niño en el vientre de su madre, más se desarrolla; pues podemos afirmar que cada porción de fruta extra al día en la dieta de la madre aporta, aproximadamente, el mismo beneficio que pasar una semana más de gestación”.
fruta embarazadas

Comprobado con las moscas de la fruta

Para poder confirmar su estudio, el equipo de Mandhane se asoció con Francois Bolduc, profesor asociado de Neurología Pedriátrica, que había investigado la relación genética entre la cognición humana y la de las moscas de la fruta. “Las mocas son muy diferentes de los humanos, pero, sorprendentemente, tienen en común el 85% de los genes implicados en la función cerebral, por tanto es un buen modelo para estudiar la genética de la memoria”, dice Bolduc.

De acuerdo con Bolduc, las moscas de la fruta tienen una larga trayectoria en el ámbito del aprendizaje y la memoria. Recientemente, se han descubierto varios genes de esta mosca que son interesantes para entender algunos trastornos como el autismo o la discapacidad intelectual. Bolduc y su equipo demostraron que las moscas nacidas después de haber sido alimentadas con más zumo de frutas en la época prenatal mostraban mejor capacidad de memoria, una conclusión similar a la presentada por Mandhane en el estudio con los bebés. De hecho, Bolduc afirma que la función del cerebro activada por la ingesta de fruta antes del nacimiento se ha mantenido intacta a través de la evolución y se conserva en todas las especies.

Aun así, si bien los resultados de Mandhane son alentadores, el profesor advierte de que tampoco hay que sobrealimentarse de frutas, pues podría haber complicaciones por exceso como la diabetes gestacional y el sobrepeso al nacer, pues una mayor ingesta de azúcares naturales puede traer también estas consecuencias. Por eso, sugiere que las mujeres embarazadas deben consumir diariamente las cantidades recomendadas por la OMS, que oscilan entre los 400 y los 500 gramos de fruta y verdura (excepto tubérculos). Así que, ¡a comer fruta!

Guardar

Guardar

Guardar

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *