¡He descubierto la rueda! Dale caña al Ab Wheel

ab wheelHoy escribo este artículo con un agudo dolor abdominal. No, no he comido nada en mal estado ni tengo enfermedad alguna. Solo agujetas. Un dolor agudo y punzante que me impide estirarme con normalidad. Pero me siento bien. Y más fuerte. Esta semana he descubierto la famosa AB Wheel, la rueda que te permite fortalecer tus abdominales sin salir de casa. Una rueda, una esterilla, algo de espacio y motivación. No hace falta nada más.

La rueda abdominal o Ab Wheel se trata de un producto compacto, fácil de guardar y transportar y te permite realizar tus entrenamientos donde quieras y cuando quieras. Y nos va a permitir tener un estómago plano, una sección media fuerte, corregir desequilibrios musculares y mejorar la salud postural. ¡Todo un chollo! Porque además, es muy barata y la encuentras en cualquier tienda de deportes.

En la web de entrenamiento.com explican muy bien las ventajas que tiene usar este sencillo, pero duro ejercicio. En primer lugar, ayuda mucho a quienes sufrimos dolores en el lumbar, pues mientras trabajamos el abdomen reforzamos también esa zona. Y es que la construcción de una sección media fuerte es fundamental para nuestra salud, sin embargo, la mayoría de nosotros hacemos ejercicios que aíslan completamente esa zona lumbar y del abdomen.

Por eso, usar la rueda abdominal nos va a ayudar a tener una mejor postura durante nuestro día a día, ya que nuestro cuello y nuestra espalda van a estar rectos durante el movimiento y podremos evitar desequilibrios en nuestro core, es decir, en los músculos abdominales, lumbares, de la pelvis, glúteos y musculatura de la columna. En definitiva, es la herramienta perfecta para evitar dolores de espalda, sobre todo a quienes pasamos muchas horas sentados en el trabajo.

Hace falta paciencia

No os pongáis a tope. Empezad poco a poco. El primer día una serie de diez repeticiones. El segundo, un poquito más. Pero sin prisa. La rueda abdominal es un ejercicio muy exigente. Es más, si tu espalda es débil y no tienes unos flexores de cadera flexibles, vas a tener que empezar con ejercicios de remo y similar, pues es importante fortalecer un poco la zona. Y si tienes dolores excesivos, no dudes en consultar con tu médico antes de seguir con el ejercicio, pues quizá puedas tener algún problema en la espalda.

El uso es sencillo. Primero, arrodíllate sobre el suelo (puedes colocar debajo de tus rodillas una esterilla o un cojín) y agarra el mango de la ab Wheel. Coloca la rueda en el suelo, justo debajo de tus hombros, y manteniendo los brazos y la espalda recta, gírala lentamente hacia adelante. Haz el ejercicio de manera lenta, contando al menos cuatro segundos antes de bajar los hombros y poner el torso paralelo al suelo.

Tienes que centrarte en mantener el abdomen contraído y en evitar que se arquee la espalda. Lleva la rueda tan hacia delante como puedas hasta que no te sea posible mantener el torso recto. Entonces, vuelve a la posición de inicio, impulsándote hacia atrás utilizando tu abdomen y evitando implicar a las caderas. Recuerda expirar mientras vuelves a la posición de inicio y expirar cuando estés bajando. Y una vez que domines este movimiento, ya podrás profundizar en otros más oblicuos o apoyando solo la punta de los pies. Pero es ya, es para expertos de la rueda. ¡Date tiempo! Pero, ante todo, disfruta.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *