El poder de la zanahoria naranja… y morada

zanahoria morada

¿Qué es la vida?, le preguntaron en una ocasión al escritor Anton Chejov. “Es como si me preguntaran qué es una zanahoria. Una zanahoria es una zanahoria, y no sabemos nada más”. No vamos a solucionar el problema vital que Chéjov planteaba con esta peculiar ecuación, pero sí vamos a intentar aclarar un poco el origen, los tipos y las propiedades de la zanahoria, la hortaliza más naranja que conocemos, pero que, también puede ser morada, e incluso roja.

Los orígenes de la zanahoria se remontan al año 3.000 a.C., cuando los pobladores del actual Afganistán decidieron empezar a cultivarla. Aquella zanahoria primigenia era morada, no naranja y lo que más atraía a sus recolectores no era la raíz que hoy comemos, sino sus hojas que, casualmente, hoy se desechan sin más. Como bien indica en el blog “Directo al paladar”, hasta el siglo I no se documenta el consumo de su raíz, aunque es cierto que en la antigua Grecia y en Roma ya se utilizaba con fines medicinales.

Aun así, la zanahoria actual, tal y como la conocemos, no apareció hasta los siglos XVI y XVII, cuando los holandeses se encargaron de cultivarla. Como resultado, esta hortaliza anaranjada se ha convertido hoy en uno de los alimentos más saludables, ya no solo por sus propiedades, sino porque además aporta soluciones naturales para la tos y para todo tipo de problemas respiratorios. De hecho, si sufre de asma, tos o bronquitis, una receta muy simple a base de zumo de zanahorias (medio kilo), miel y agua puede ayudarle casi con la misma eficacia que cualquier jarabe. Corte y hierva las zanahorias hasta que se ablanden. Haga un puré con ellas, añada miel al agua de la cocción y cuando se enfríe, vierta el puré. El jarabe resultante se puede almacenar en la nevera y tomar dos o tres cucharadas al día puede resultar realmente efectivo contra las flemas y la tos. ¡Pruébelo!

jarabe zanahoria

Fuente de Vitamina A

Además, el perfil nutricional de la zanahoria es, cuanto menos, interesante. Una zanahoria mediana o media taza de zanahorias picadas contiene solo 25 calorías, seis gramos de hidratos de carbono –tres de ellos, azúcares-, un gramo de proteína y una mezcla de Vitamina K, calcio, hierro, además de ser un buen antioxidante gracias a la vitamina E que contiene. Pero, destaca especialmente por contener un componente químico conocido como betacaroteno, un carotenoide que nuestro cuerpo transforma en vitamina A, la que, entre otras cosas, beneficia a la visión y mejora nuestra salud ocular. ¿Nunca has oído eso de “las zanahorias son buenas para la vista”? Pues ya sabes el porqué. De hecho, comer una única zanahoria al día aporta la cantidad diaria recomendad de Vitamina A.

Pero no acaba ahí el listado de propiedades nutritivas. Una zanahoria también aporta potasio, magnesio, cinc, manganeso, ácido fólico y fibra, mientras que las variedades en diferentes colores contienen antioxidantes como las antocianicas (las de color morado) o el licopeno (las de color rojo, más difíciles de encontrar en España).

La zanahoria morada

Las zanahorias moradas no son fáciles de encontrar. Si bien, en algunos municipios de la Región de Murcia son casi más comunes que las naranjas, especialmente en algunos meses del año. De hecho, como curiosidad, en el litoral valenciano y en municipios murcianos como Yecla, a las moradas se las conoce por zanahorias, mientras que a las naranjas, que se pueden encontrar todo el año, se las llama carlotas.

De hecho, según afirman diversos estudios de nutrición, las zanahorias moradas, -que fueron las primeras en llegar a Europa-, tienen muchas más propiedades beneficiosas para la salud que la variedad naranja. Y es que como decíamos antes, su pigmento púrpura es rico en antocianinas, un potente antioxidante que ayuda a reducir la presión arterial, el colesterol malo y el riesgo de problemas cardiovasculares. Por eso, hay diversos colectivos agroecológicos que están potenciando su cultivo y distribución. Tanto es así, que en el municipio malagueño de Cuevas Bajas, cada año se celebra la fiesta de la zanahora morá, para que esta variedad de zanahora no caiga en el olvido.

Cinco sanas recetas con zanahorias

Y para terminar este artículo, qué mejor que ofrecer diversas recetas realizadas con zanahorias. Las opciones son miles, pero en este pequeño despiece os dejamos enlaces a cinco de ellas, algunas tan comunes como la mermelada o el puré, pero otras muy novedosas como el paté vegano o las hamburguesas vegetales. ¡A disfrutarlas!

hamburguesa zanahoria

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *