¿Puedo viajar a países afectados por el virus zika?

En los últimos meses, el nombre de un virus desconocido hasta el momento en América Latina comenzó a correr como la pólvora por todo el mundo: el zika. Actualmente, y según datos de la Organización Panamericana de la Salud, más de 20 países ya han reportado la detección del zika en su territorio: México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Brasil, Guyana Francesa, Surinam, Guyana, Venezuela, Barbados, Guadalupe, Martinica, San Martín, Las Islas Vírgenes, Puerto Rico, República Dominicana, Haití y Jamaica. Todo parece indicar que antes o después el virus acabará llegando a todos los países de América Latina. Aemás, el virus ha saltado el Atlántico, pues se han dado los primeros casos en el archipiélago de Cabo Verde y posibles contagios en Gabón.

En España, la cifra se eleva ya a 23 casos diagnosticados, aunque todos ellos han importado el virus desde Latinoamérica. Ocho de los casos están diagnosticados en Cataluña, entre ellas dos mujeres embarazadas; otros cinco en Madrid; tres en Castilla y León; dos en Aragón; dos en Asturias; y uno en Andalucía, al igual que en Murcia y en Navarra. La OMS ya ha lanzado la voz de alarma, sin embargo, ¿es necesario preocuparse?

En primer lugar, ¿qué es este virus?

El virus zika es causado por la picadura de un mosquito y se cataloga como un arbovirus perteneciente al género flavivirus, que son aquellos que animales invertebrados como zancudos y garrapatas le transmiten al ser humano. Según explican en BBC, el zika es similar al dengue, la fiebre amarilla, el virus del Nilo Occidental y la encefalitis japonesa. Se transmite tras la picadura de un mosquito del género aedes, como el Aedes Aegypti, que causa el dengue.

 

zika virus sintomas OMS

En los seres humanos, este virus produce la fiebre del Zika o enfermedad de Zika, la cual se conoce desde la década de 1950 como proveniente de la región ecuatorial que abarca de África a Asia. Su nombre proviene del bosque Zika, cerca de Entebbe (en Uganda), donde se aisló por primera vez este virus, en 1947.

La enfermedad produce síntomas similares a formas leves de dengue, su tratamiento consiste básicamente en el reposo, y en la actualidad no existen medicamentos o vacunas para su prevención, por tanto los síntomas se controlan con paracetamol o dipirona para manejar la fiebre y el dolor. En el caso de que aparezcan erupciones en la piel, se pueden usar anti-histamínicos. Aun así, no se aconseja el uso de aspirinas ni otros fármacos antiinflamatorios, debido a que pueden aumentar las complicaciones.

Incubación y transmisión

La incubación del virus suele oscilar entre 3 y 12 días. Tras este período, aparecen los síntomas. Sin embargo, la infección también puede presentarse de forma asintomática. Para evitar el contagio, lo mejor es usar repelentes y mosquiteras.

Según un estudio publicado en la revista médica The New England, una de cuatro personas infectadas desarrolla los síntomas. Aun así, cabe destacar que se han reportado muy pocas muertes a causa de esta enfermedad. La mayoría de las personas se recupera y la tasa de hospitalización es baja. En este brote pandémico, solo Brasil ha relacionado tres muertes con el virus zika: un bebé, un hombre que también tenía lupus y una chica de 20 años que padecía también problemas respiratorios.

Aunque la mayoría de las personas infectadas ha sido por la picadura del mosquito, se han dado casos de transmisión por transfusión de sangre y por transmisión sexual, si bien son muy esporádicos. Aun así, el mayor número de contagios se da entre madres embarazadas y sus fetos.

El zika y las embarazadas

Se está investigando cuál es el efecto que este virus podría tener sobre los fetos. El 28 de noviembre de 2015, el Ministerio de Salud de Brasil estableció la relación entre el incremento de microcefalia en el nordeste del país y la infección por zika. De acuerdo al análisis preliminar de la investigación realizada por las autoridades de Brasil, probablemente el mayor riesgo de aparición de microcefalias y malformaciones está asociado con la infección en el primer trimestre del embarazo.

La microcefalia es una afección muy poco frecuente, cuyas causas pueden ser genéticas o ambientales (tóxicas, radiaciones o infecciosas). Se define como una condición al nacer en la que la circunferencia craneana o perímetro cefálico es menor de lo esperado para la edad al nacer y el sexo.  La microcefalia congénita puede presentarse como una condición aislada o asociada a otras condiciones de gravedad variable, que pueden ir desde convulsiones, dificultades para alimentarse, efectos sobre el desarrollo del niño, hasta el riesgo de vida del recién nacido.

Todas las investigaciones parecen indicar la relación directa del virus con este tipo de enfermedad fetal. En Brasil, el boletín epidemiológico más reciente registra casi 4.000 casos de microcefalia relacionados con infecciones por el virus zika entre octubre de 2015 y febrero de 2016. Hace dos días, investigadores de este país confirmaron que cinco bebés fallecidos con microcefalia tenían el virus en el cerebro.  “Constatamos que el zika no solamente atraviesa la placenta. Lo identificamos en tejido cerebral, asociado a las inflamaciones que se producen en el cerebro, pero aún no sabemos cómo actúa”, explicó Lucia Noronha, patóloga y profesora de Medicina de la Universidad PUC de Parana.

zika microcefalia efe

¿Puedo viajar a países con zika?

Y he aquí la gran pregunta que se hacen muchos españoles estos días. Como es lógico, las mujeres embarazadas son quienes han de asumir mayores riesgos a la hora de viajar a un país con zika. Los hombres o las mujeres que no estén en estado de gestación pueden viajar, teniendo en cuenta las medidas de prevención para evitar la picadura del mosquito aedes. Por su parte, el Ministerio de Sanidad español pide a las mujeres embarazadas “posponer” su viaje a los países afectados si este no es esencial. En caso de no poder retrasarlo, deben extremar las medidas de precaución y, ante todo, comentarlo con su médico y potenciar el seguimiento del feto a su vuelta.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *