Crucina, la cocina saludable sin fogones

crucina_vista_generalEl médico griego Iorgos Ioannidis abrió junto a su socia en 2012 el primer restaurante crudivegano ‘Crucina’ de España en Madrid. Hace unos días acudí a probarlo con unos amigos y fue toda una experiencia. En su cocina no existen ni los fogones, ni el horno, ni siguiera el hielo. Con una deshidratadora que no supera los 41º para cocinar, dado que esa es la temperatura en que los ingredientes empiezan a perder sus propiedades, en Crucina ofrecen hamburguesas que lo parecen pero que no lo son; albóndigas sin carne, lasaña sin pasta o tallarines de calabacín.

crucina_hamburguesaPero lo que más te cuestionas mientras vas probando los platos es cómo elaboran sus platos, además de sin cocinar, sin queso ni leche para ligar las salsas y ni siguiera utilizan el tofu, ya que para elaborarlo se necesitan al menos 80º. Tampoco utilizan trigo, ni gluten, ni químicos. Así que para cocinar sus ingredientes principales utilizan los frutos secos, los vegetales y las frutas con los que consiguen unas texturas increíbles con procesos de deshidratación, marinando o fermentando los alimentos y con unas batidoras de alta potencia.

Iorgos asegura que quienes se alimentan por completo o casi de alimentos no cocinados afirman que tienen más energía y vitalidad y más claridad mental. Sin embargo, él mismo reconoce que muy de vez en cuando come carne, lo que significa que no hace falta ser radical para conseguir esos beneficios.

El gran peligro de esta dieta, según los nutricionistas, es la falta de vitamina B12 por lo que quien quiera seguirla deberá tomar suplementos y hacerse análisis periódicamente.

crucina_rollitosAhora que ya sabéis en qué consiste os voy a contar qué comimos. Nada más llegar nos ofreció tomar un batido o un zumo llenos de vitaminas. Yo probé uno con limón con piel y manzana verde que estaba muy rico, aunque cuidado con los zumos y batidos que podrías quedarte sin apetito.

El primer plato que probamos fue una quiche provenzal que, según Iorgos, había estado nada más y nada menos que 30 horas deshidratándose. Con un relleno de berenjenas, champiñones, calabacín y tomate, tiene cierto aroma a queso (aunque no lo tiene) y sabe a salvia. A una temperatura de 41º el plato resulta templado en la boca y la pasta es similar en textura a la original aunque es un poco menos sabrosa.

crucina_albondigasLas albóndigas hindúes son las que me resultaron más contundentes. A la vista simulan perfectamente a unas típicas albóndigas de carne pero la consistencia se la da una mezcla de almendras, pipas y anacardos. La crema de tomate que las acompaña está deliciosa.

Los rollitos tipo sushi pero sin pescado y sólo de verduras estaban deliciosos, aunque quizás en la presentación tenían un exceso de lechugas que los ocultaban. El rollo con alga nori que yo probé estaba relleno de aguacate, canónigos y la salsa tenía nueces y salsa de remolacha. Al no tener pescado ni potenciadores del sabor, resulta un poco insípido pero crujiente y con un sabor muy natural.

 crucina_totoposQuizás el plato que más me gustó, por lo refrescante fue el guacamole al cilantro con nachos deshidratados de maíz con lino dorado. Riquísimos.

A estas alturas ya no podíamos más, ya que aunque no podía ni imaginármelo, la comida crudivegana es de lo más contundente, pero no podía faltar un postre. Así que probamos una especie de mousse de chocolate elaborada con frutos secos y cacao puro y endulzado con dátiles, orejones, higos secos y sirope de ágave.

crucina_postre_chocolateAl acabar estábamos muy llenos pero a la hora de dormir no me resultó una cena nada pesada como si hubiera comido la misma cantidad de carne con patatas o de pasta en un italiano. Os recomiendo que lo probéis aunque solo sea como una experiencia. Y a los que no conciben una cenita sin un vino también tienen un vino blanco verdejo y otro tinto de la Ribera del Duero ecológicos y a un precio asequible de 14 y 16 euros.

¡Ah! y un detalle para quienes quieran aprender. Cuentan con una escuela de cocina en la que enseñan a realizar platos con este tipo de productos y que no resulte aburrido.

Crucina
Precio medio: 25-30 euros
c) Divino Pastor, 30
28004 · Malasaña · Madrid
reservas@cruvina.com
914 453 364

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *