El reto de no engordar en un ‘market food truck’

mahouDesde hace un año más o menos se han puesto de moda los Street Food Markets, es decir los mercados callejeros de ‘food trucks’ o, lo que es lo mismo, cocineros que ofrecen su comida en un camión que cuenta con una cocina. Lo curioso es que se ven obligados a hacerlo de forma conjunta porque en España no están reguladas este tipo de licencias, así que sólo pueden agruparse en espacios fijos y, por desgracia, no pueden vender en cualquier sitio, que sería lo propio, como sí ocurre en Estados Unidos y tantos países europeos.

casa_ernesto-cuadradaDesde hace ya algún tiempo el tercer fin de semana de cada mes se puede ver en la explanada al lado de la torre Picasso de Madrid, en los jardines de Azca, multitud de camiones con las comidas más diversas en MadrEAT. Hasta no hace mucho, lo habitual en este tipo de mercados era ofrecer salchichas, bocadillos tradicionales o hamburguesas, todos ellos alimentos llenos de calorías, pero curiosamente todo avanza y ahora se puede encontrar hasta un ‘food truck’ de alcachofas. En Casa Ernesto se cocinan a baja temperatura y luego las doran en una plancha. Si las pides al natural o con jamón serrano no engordarás nada, pero también están deliciosas con salsa de romesco o con burrata.

Otrkabukio puesto en los que las grasas están a raya son los de comida japonesa como Kabuki, en el que te ofrecen un tradicional Temaki de atún o de salmón de gran calidad, ensalada de algas o atún Tereyaki con arroz blanco. En Shushita Café se pueden degustar varios tipos de sushi y makis que, dependiendo de cómo estén elaborados, no sumarán muchas calorías a tu comida.

En Alabaster, que presumen de cocina atlántica y que acaban de aterrizar desde Galicia en Madrid, más en concreto en la calle Montalbán, también hay un estupendo salpicón de zamburiñas o unas sardinas de San Juan, aunque su preparación con queso las hace más calóricas.

En el ‘truck’ de Triciclo ofrecen un muy refrescante gazpacho de cerezas con granizado de  lima y unas ostras al natural o aliñadas de lo más light.

mercart_ballaroDel truck del Mercato Ballaró, un más que recomendable italiano en Madrid, aunque lleno de calorías, sólo se puede encontrar una brocheta de ternera ligera .Pero eso sí, si no tienes problemas con los kilos es imprescindible probar su Piadina con porchetta, acompañada de alioli hecho en casa con mezcla de guindillas calabresa y siciliana, cilantro y cítricos.

ceviche_kinuaUn plato también muy bajo en calorías es el cebiche de Kinua que elabora el chef Kiko Zeballos (del restaurante Virú) en su versión más callejera de la cocina peruana. Elaborado con leche de tigre, pescado, cebolla, yuca, cancha, choclo y chile, pica bastante pero está buenísimo y sabe igual que el que sirve en su propio restaurante pero a tan sólo 6 euros.

Otro concepto light que se puede encontrar en el foodmarket es el pulpo a feira que preparan en Panenka (abstenerse de la patata) aunque puestos a elegir y, si nos saltamos la dieta, es espectacular su bocadillo de calamares metidos en pan elaborado con tinta de calamar.

la_virgenPor último, todos estos platos pueden acompañarse de una deliciosa cerveza artesana elaborada en Madrid, como la Virgen o de otras mexicanas como Sol, pero lo más sensato para nuestra dieta es probar alguno de los vinos que nos ofrece el truck de Funcky Chicken y donde también elaboran un tinto de verano muy refrescante y con menos calorías.

Como veis se puede pasar un buen rato y comer en un Street Food Market sin grandes cargos de conciencia si lo que quieres es no saltarte la dieta. Además, ningún plato pasa de los 10 euros, lo que no afecta tanto al bolsillo, las cantidades son lo suficientemente pequeñas para poder degustar una gran variedad de platos light o cuasi light. Eso sí, abstenerse de acudir a los puestos más dulces.

ambienteLa próxima parada de MadrEAT será en julio y seguro que trae novedades. Es una oportunidad de pasar un buen rato al aire libre con los amigos o la familia. El ambiente es distendido, es la versión urbanita del siglo XXI de la pradera de San Isidro donde se ha cambiado la ermita por los rascacielos de Azca.

 

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] El reto de no engordar en un ‘market food truck’ […]

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *