5 claves para tener un verano saludable

mitos veranoEl verano puede ser un tiempo de descanso o un infierno total: repensar los 5 pilares de la vida saludable puede ayudarnos a que sea un éxito o, lo que es lo mismo: lograr tener un verano saludable gracias una dieta sana, el sueño reparador,  hacer deporte, eliminar el estrés y mantener el buen humor. En España, pasamos del momento “fin del mundo”, que suele preceder al irse de vacaciones, especialmente en los trabajos, con los niños en casa, el calor….; después, las vacaciones más o menos tranquilas y acertadas o no, según para quién, en las que suelen aumentar los roces familiares, los kilos, y en las que dejamos de dormir lo que necesitamos; para terminar en septiembre en la conocida depresión ‘postvacacional’: esa vuelta a la realidad que no nos gusta nada, de nada.. por no decir el aumento del índice de divorcios que se da a la vuelta de vacaciones. Por otra parte, no hay revista que se precie que no dé todo tipo de consejos respecto al tema. Así que  nosotros, fieles a los principios del self care vamos a dar solo uno: elige qué hacer y qué evitar para lograr el merecido descanso en estos 5 puntos

gazpacho-andaluz1. Piensa en una dieta saludable tanto si comes en casa como si no. En verano gastamos menos calorías porque no hay que contrarrestar bajas temperaturas; sudamos más; tomamos más el sol y nuestra vida social es más intensa. Por eso hay que optar por toma más ensaladas, verduras  y frutas; dejar de comer antes de sentirte lleno; tomar más proteínas y menos grasas; evitar los azúcares refinados (dulces, bollos, etc..); restringir los helados a momentos esporádicos, beber más líquido, y evita las bebidas azucaradas. A la hora del aperitivo se debe tomar el alcohol junto con un snack proteico, da igual de origen animal, como el lomo o el jamón, como de origen vegetal como las nueces o pistachos. En definitiva, hay que saber equilibrar la cantidad de ingesta diaria, por eso si comemos o cenamos fuera de casa, la otra comida ha de contrarrestar en calorías y en cantidad. Una comida copiosa y su digestión, el único efecto que tendrá es, además de aumentar kilos, que nos acaloremos muchísimo.

como-dormir-sin-calor-y-sin-aire-acondicionado-refresca-el-ambiente 2. Logra dormir mejor y algunas horas más. El calor es una gran enemigo del sueño, ya que por encima de los 23 grados centígrados es difícil conciliar el sueño. Por eso recomendamos: tomar una ducha templada –que no fría porque  para equilibrar provoca una reacción de subida de temperatura; enfriar la habitación mojando el suelo y tener una toalla húmeda con la que refrescarnos las muñecas, el cuello, la nuca, los tobillos si fuese necesario.   Blog_Reparalia_trucos_dormir_bien_en_verano_calor_descanso_salud_bienestar_profesionales_hogar_1Preparar la habitación cerrando puertas y ventanas: la oscuridad favorece el ambiente fresco. Ojo con dormir con el aire acondicionado: el ambiente se reseca, es mejor un ventilador silencioso. Y sí, la siesta es muy, pero que muy recomendable, pero de 30-45 minutos como máximo. Dos cosas que resultan desconocidas es que para dormir bien hay que evitar hacer ejercicio una o dos horas antes de irnos a dormir. Y que el alcohol provoca en sus dos primeras fases excitación nerviosa, por lo que nos resultará más difícil dormirnos.

3. Muévete. En vacaciones es el momento de ponernos a tono porque quizá, con las prisas, descuidamos el ejercicio en el último trimestre. Lo aconsejable es a primera hora de la mañana: dar un paseo rapidito o correr; nadar; hacer pilates y algunos ejercicios de cardio, juhgar al tenis o coger los palos de Golf. Quizá nuestras vacaciones son en la montaña y nos ponemos en forma con grandes rutas, o en la playa con grandes caminatas: el caso es movernos.

efe bañistas 4. Mantén el buen humor: no te lleves disgustos por nada. Cuidar la salud mental es clave para el bienestar. El cerebro está quizá cansado, y los circuitos neuronales habituales están al borde del desgaste, por eso hay que poner en marcha otros. Recomendamos la lectura de uno o dos o tres libros que nos gusten, nos capten la atención y nos sumerjan en una realidad distinta de la habitual. Además, podemos hacer meditación: es un ejercicio mental en el cual centramos toda nuestra atención en un foco o simplemente rezamos, acompasamos la respiración y apartamos cualquier cosa que estimule y siga bombardeando los sentidos: móvil, tablet, tv, etc…. Podemos centrarnos en un pensamiento que nos serene y, a partir de ahí, se aclararán las cosas.

niños en verano 5. Ten una actitud positiva en las relaciones con la familia: escuchar, ser positivos y evitar las discusiones. Parece obvio, pero no nos damos cuenta que discutiendo literalmente nos acaloramos. Lo que más descansa es un clima de buen humor y tranquilidad en casa. Para ello es fundamental pasar de una actitud agresiva, recolectora de agravios a otra donde veamos lo positivo de los demás y también de nosotros mismo. Al irnos de vacaciones, deberíamos dejar en casa el saco de “ya te lo vengo diciendo”, “estás siempre con lo mismo”, “no haces nada”, “ya no puedo más”, “soy el único que hace algo” e intentar tener una mirada más escrutadora y curiosa para con las bondades de los demás: marido o mujer, hijos, y los familiares o amigos añadidos con los que todo el mundo, con más o menos ganas, acaba pasando el verano. El gran reto: escuchar. Quizá merezca la pena, coger buenos hábitos de uso de los móviles, tabletas etc.. en las reuniones familiares.

Son cinco pasos para aseguraranos unas buenas vacaciones, no solo porque hayamos planificado al milímetro el viaje o excursiones, si no porque realmente estemos descansando de verdad.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *